Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las fuerzas de Maduro emboscaron e hirieron a Capriles durante una protesta

El líder opositor y varios integrantes de su equipo fueron atacados cuando marchaban hacia la Defensoría

Martes 30 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CARACAS.- Militares de la Guardia Nacional y agentes de la Policía Nacional Bolivariana agredieron ayer al gobernador de Miranda, Henrique Capriles , durante la represión salvaje emprendida contra la protesta opositora que pretendía llegar hasta la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas. El ex candidato presidencial recibió un golpe en la cara de un agente enmascarado y sufrió síntomas de asfixia provocados por los gases lacrimógenos lanzados durante la represión.

El grupo encabezado por el líder opositor había emprendido el regreso tras ser rechazado en la autopista Francisco Fajardo por las tropas en lo que era una marcha pacífica. Durante la primera parte de la represión, Capriles permaneció al frente, enarbolando una bandera blanca, hasta que, sofocado por los gases, emprendió la retirada. Fue más tarde, cerca de su comando de campaña en Bello Monte, cuando un numeroso grupo de policías y guardias nacionales rodeó a los manifestantes y comenzó a golpearlos y tirarles más gas.

"Fuimos golpeados y robados por efectivos de la Guardia Nacional", denunció el gobernador a través de sus redes sociales. El equipo de Capriles hizo balance posterior: siete de los suyos resultaron heridos por perdigonazos, dos por bombas lacrimógenas y siete golpeados con cascos, puños o las culatas de los fusiles.

"A pesar de identificarse como máxima autoridad de Miranda, un funcionario con el rostro cubierto lo impactó con un casco en el rostro, al tiempo que le propinó un golpe en el pómulo izquierdo", dice un comunicado de la gobernación.

"Tengo un «cascazo» en el rostro, otro golpe en el rostro. Fuimos emboscados en una esquina en diagonal al Consejo Municipal de Barut. Prácticamente estaba desmayado, asfixiado. Veníamos retirándonos. Llegó un pelotón de funcionarios de la GNB. Nos golpearon, robaron a todos los funcionarios, todos están heridos. Les quitaron relojes y radios, a los funcionarios de seguridad les quitaron cascos, máscaras antigás, las credenciales", denunció el líder opositor.

Capriles no fue el único dirigente de Primero Justicia atacado por las fuerzas gubernamentales. El diputado Carlos Paparoni perdió el conocimiento al recibir un disparo de agua a presión y chocar duramente su hombro y su cabeza contra el suelo. Necesitó varios puntos de sutura en el cuero cabelludo y terminó con el hombro fracturado.

Dirigentes y grupos de la Mesa de la Unidad Democrática se solidarizaron de inmediato con los heridos y convocaron para hoy a una nueva marcha con otro objetivo imposible: el Ministerio de Interior.

En paralelo a la protesta de ayer se produjo una novedad que sorprendió incluso a la oposición. Varias decenas de vecinos del centro de la capital se concentraron por su cuenta cerca de la Defensoría y del Palacio de Miraflores, territorio absolutamente prohibido por el chavismo, que teme el contagio de la protesta en zonas populares o cercanas a la sede gubernamental. Colectivos revolucionarios (paramilitares) y la propia guardia actuaron conjuntamente contra los ciudadanos, que protestaban de forma pacífica, y los dispersaron en pocos minutos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas