Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Volvió ShowMatch y retomó su marcha la gran fábrica del entretenimiento

La apertura, otro alarde de producción, fue la estrella de la noche; hubo música, ficción, humor y muchos invitados

SEGUIR
LA NACION
Martes 30 de mayo de 2017
Tinelli, anoche, en la apertura, rodeado de parte de su equipo
Tinelli, anoche, en la apertura, rodeado de parte de su equipo. Foto: Ideas del Sur
0

Anoche, apenas pasadas las 22.30, Marcelo Tinelli inauguró la 28» temporada de ShowMatch con una combinación de viejas tradiciones y novedosas propuestas que demostraron que cuando se trata de este ciclo, al menos de su comienzo, lo importante es hacer el show más grande que se pueda mostrar en la televisión. Con algunos elementos reconocibles y otros tan novedosos que parecían pertenecer a esos videos de deportes extremos que podían verse en el VideoMatch de allá lejos y hace tiempo. Así, el comienzo fue conocido, un truco que Tinelli y los suyos vienen usando desde el tiempo en que el programa se veía por el canal de la competencia.

Con la imagen de Donald Trump durante la campaña, la fonomímica puso al actual presidente de los Estados Unidos a dar la señal de largada, con menciones al "Chueco" (Adrián Suar) y Pablo (Codevilla)", felicitándolos por el estreno de la tira Las estrellas y declarando que la vigencia y permanencia de ShowMatch y su factótum en pantalla es el cumplimiento del "verdadero sueño americano". Para coronar la vieja astracanada con un detalle hollywoodense que hubiese sido más apropiado hace unos tres meses, la secuencia de presentación terminó con una de las escenas de Lalaland, la película que fue furor en el tiempo de las nominaciones al Oscar, allá por finales de febrero, a la que esta vez se le agregaron diálogos en castellano no demasiado discernibles y el ritmo de "Despacito", la canción-virus de Luis Fonsi, que más tarde sería interpretada en el estudio por el compositor y cantante boricua.

Después, llegaron las coreografías vistosas, la participación de Ulises Bueno y un montaje visual impactante. La cantidad y la calidad de los números de baile se fueron sumando a medida que pasaron los minutos, un verdadero despliegue de artistas para confirmar, segundo a segundo, que éste es el más grande (y único) show que tiene la televisión argentina.

Para ello, Tinelli y su equipo tomaron prestadas escenas de shows teatrales como Mahatma, el espectáculo de Flavio Mendoza, cuya traducción esta vez no contó con la mejor dirección de cámaras para su nivel de complejidad.

Todo junto y revuelto

Luego de Mendoza y su elenco, apareció en pantalla el cantante de cumbia El Pepo haciendo un tango. Hubo, como siempre, un poco para todos los gustos. De las secuencias grabadas a los shows en vivo y en exteriores, del representante de la movida tropical a Oriana Sabatini jugando a ser la Beyoncé argentina bajo la lluvia, y de ella al número de Séptimo día, el espectáculo del Cirque du Soleil que rinde homenaje a Soda Stereo.

Acrobacias en la sede del gobierno porteño, un número de danza folklórica aggiornada en el complejo Villa Olímpica al ritmo de "La argentinidad al palo", el conocido tema de Bersuit Vergarabat, y en el fondo acróbatas aéreos formando el Escudo Nacional al ritmo del Himno. Y si los espectadores esperaban ansiosos la aparición de Tinelli, hay que decir que el conductor se hizo esperar. Antes de que llegara el grito de "buenas noches, América", todavía tenían que pasar Valeria Lynch cantando "Somebody Loves Me" desde La Flor; Germán Tripel y Flor Otero desde el Puente de la Mujer y rodeados de intrépidos acróbatas haciendo equilibrio a propulsión sobre el agua, y representantes del carnaval de Corrientes en pleno barrio de Chacarita.

Y así, a cuarenta minutos del comienzo de la emisión, apareció el dueño del circo de las mil pistas. Sonriente y orgulloso de su show. Que empezó anoche con una gala que, al cierre de esta edición, sumaba a sus múltiples secuencias una ficción repleta de estrellas y políticos, parte fundamental del ADN de ShowMatch que tiene en "Bailando por un sueño", el show dentro del show, su gran estrella.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas