Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un adolescente diseñó una App que ayuda a las personas sordas a comunicarse

Mateo tiene 18 años y hace 3 meses lanzó "Háblalo"; más de 1500 personas de habla hispana utilizan la aplicación, que es gratuita

Jueves 01 de junio de 2017 • 00:19
0
Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos
Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

Tramites cotidianos como ir a una farmacia, un supermercado, preguntar una dirección y hasta presentar una denuncia resultaban casi imposible para personas sordas, debido a que son muy pocas las personas que conocen y entienden el lenguaje de señas. Ante esta imposibilidad, debían recurrir a intérpretes que los ayudaran y esto limitaba su independencia.

Hijo de una intérprete y docente para sordos, Mateo Salvatto decidió, a sus 17 años y en su último año de secundario, diseñar una aplicación para celulares que sirviera de puente para facilitar la comunicación entre sordos y oyentes. Sin decirle nada a su familia, trabajó durante varios meses para armar una primera versión que, cuando estuvo lista, fue presentada a su mamá. Ella se sorprendió ante la idea y el gesto del chico, que ahora es mayor de edad y comenzó la carrera de ingeniería.

En una entrevista con LA NACION, Mateo, su mamá Mercedes y su hermano Augusto , que lo ayuda con la difusión de la APP, contaron cómo surgió "Háblalo " y su idea de que sea traducida a otros idiomas para que puedan acceder, en forma gratuita, personas de todo el mundo.

"Mi mamá siempre luchó por la inclusión de los sordos, entonces escuché eso durante toda mi vida. Siempre me gustó y participé en concursos de robótica en el país y afuera. Cuando terminé el secundario, me di cuenta de que podía ayudar y se me ocurrió la comunidad sorda que es la que más cerca tenía y conocía", explicó el adolescente en su casa en el barrio porteño de Caballito. "Me dolía que ellos no tuvieran acceso a cuestiones básicas como poder llamar a la Policía, una ambulancia o los bomberos", agregó.

Sobre la previa al nacimiento de "Háblalo", recordó: "Yo se lo comenté un año y medio antes a mi mamá, pero nunca la había hecho. Un día, de la nada, sentado en la mesa a la noche pensé 'tengo ganas de hacer la aplicación'. No le dije nada a mi familia hasta que terminé la primera versión".

A los poquitos días, les mostró la App a dos amigos sordos de la familia, Fernando y Javier, que se emocionaron porque no podían creer lo que había hecho y cómo funcionaba.

"Yo pensé que iba a ser sólo para mis conocidos, que no lo iba a usar mucha gente, pero en tres meses ya tuvo más de 1500 descargas. Con el tiempo me di cuenta que había hecho algo que servía de verdad. Muchos me escriben para sugerirme cosas para mejorarla. Eso es muy bueno, porque es lo que más me sirve para hacer una versión mejor", contó Mateo.

Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos
Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

En la actualidad, "Háblalo" está disponible en todo el mundo, pero por ahora sólo en idioma español. Más del 75% de los que se la descargaron son de Argentina. También la usan en el resto de América Latina y en España. La aplicación fue desarrollada de forma sencilla para que pueda ser instalada y utilizada en teléfonos móviles antiguos, equipados con Android de hasta seis años atrás, desde la versión 2.3 o posterior. Otro beneficio es que está pensada para que funcione sin necesidad de tener conexión de celular o de datos, incluso sirve en modo avión y en tablets.

"Está disponible solo para Android porque no tengo dinero para comprar una Mac que es la que necesito para desarrollar la App para los iPhone . Espero poder hacerla en algún momento", explicó Mateo.

Cómo funciona la App

"Háblalo" tiene una pantalla de inicio con frases preestablecidas y un espacio para escribir. Una vez que se tipea la frase, se aprieta un botón y el celular traduce a audio lo que está escrito. Cuando una persona oyente quiere responder, se acerca el celular a su boca y se aprieta el botón del micrófono que graba la frase y la transcribe para que la lea la persona sorda.

Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos
Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

Con el paso de los días y la descarga de diferentes usuarios Mateo supo que no sólo la usaban sordos, sino también personas con dificultades en el habla como pueden ser la afasia, apraxia, traqueotomías y hasta chicos con autismo.

Sobre los oyentes que interactuaron con las personas que utilizan la aplicación, Mateo explicó: "Se sorprendieron. Javier - una de los primeros sordos en probar «Háblalo» - fue a la farmacia y no se había acordado que tenía la APP y quien lo atendía no le entendía. Entonces sacó el celular escribió lo que necesitaba, apretó el botón "hablar" y el celular le dijo al farmacéutico qué necesitaba. La persona se sorprendió, pero fue a buscar los remedios y se los trajo".

"Esto nos puede salvar la vida"

Además de Mateo y su familia, Fernando Makotrinski, un joven docente sordo de 34 años contó a LA NACION su experiencia cuando comenzó a utilizar la aplicación.

"Puedo solucionar cualquier inconveniente que tengo en la calle sólo con llevar el celular", explicó Fernando y agregó: "Me gustaría que tanto los sordos como los oyentes la conozcan para que la comunicación sea pareja. Los oyentes no saben y se asustan ante una persona sorda. Entonces, si saben que existe esta aplicación, no se van a asustar si una persona se les acerca con un celular a hablarles".

También analizó los beneficios: "Para las cosas diarias ya no vamos a necesitar un intérprete. Algo que para ustedes es normal, para nosotros no lo es. No nos sentimos libres para hacer esos trámites. Esto es una forma de comunicación directa. Esto nos puede salvar la vida en una situación de emergencia".

Además, explicó un uso que ni siquiera el creador había imaginado: "También nos permitió algo impensado para nosotros que es poder comunicarnos con los ciegos. Ahora lo podemos hacer porque yo puedo escribir algo en la APP, el ciego lo escucha, me responde hablando y yo lo leo. En mi familia, mi hermana era la única oyente pero estaba con un problema de visión y no podía ver bien las señas. Esto fue una gran ayuda".

Fernando concluyó: "¡Por fin! Era hora, podemos empezar a tener una mejor calidad de vida. Estoy muy contento".

Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos
Un adolescente dise?o una App para hipoacúsicos. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

El futuro de un adolescente emprendedor

Sobre dónde se ve Mateo dentro de cinco años, el adolescente respondió: "Espero estar recibido. Me gustaría tener una empresa para hacer aplicaciones para ayudar a otro grupo de personas. No sólo a los sordos".

"Siento felicidad, orgullo y emoción. Yo no pensé que iba a ayudar a tanta gente. La mamá de Renzo, un nene que no escucha, me escribió desde Tucumán para agradecerme. También la están usando en las escuelas. Dictaban la frase en el teléfono y no se equivocaban al escribir", contó Mateo con una amplia sonrisa.

"Le falta muchísimo a la App. Buscamos que esté disponible en todos los sistemas operativos y en todos los idiomas. Ahora estamos trabajando en una aplicación integral. Nos dimos cuenta que nos falta un montón de cosas", explicó el joven.

"Hoy los sordos están desconectados no sólo de la sociedad, sino también del Estado y de las empresas privadas. Por ejemplo, no pueden ir solos a una oficina pública a hacer un trámite o dar de alta algún servicio como un celular. Para todos esos lugares tienen que ir con un intérprete. Lo que buscamos es darles una opción", dijo y agregó: "Con esta APP, los estamos comunicando, pero no le estamos resolviendo los problemas graves, como un robo o un incendio".

Tras ese análisis, contó el siguiente paso: "Lo que estamos desarrollando es el primer sistema de seguridad para estas personas. Se basa en un bot (respuesta automática) que va guiando al sordo para acceder a un servicio ante un robo, un accidente o si se le quedó el auto. La persona introduce las opciones y el bot lo va redireccionando hasta que la información llega a la Policía, el SAME o el servicio técnico, por ejemplo. La idea es coordinar con los organismos del Estado y las empresas para que les llegue una alerta. Sería algo así como un «botón antipático» para sordos".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas