Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Pentágono probó un sistema antimisiles para defenderse de un posible ataque de Kim Jong-un

El test ocurrió ayer en California; desde la agencia de Defensa aseguraron que fue un "hito crucial" para EE.UU.

Miércoles 31 de mayo de 2017 • 07:50
0
El Pentágono probó un sistema antimisiles para defenderse de Corea del Norte
El Pentágono probó un sistema antimisiles para defenderse de Corea del Norte. Foto: AP

El gobierno de Estados Unidos puso a prueba ayer un sistema de defensa antisimiles ante los contantes ensayos balísticos que lanza el régimen de Corea del Norte , dispuesto a continuar con su rumbo frente a la búsqueda de arsenal nuclear.

Fue el Pentágono quien estuvo al frente del test. Por la tarde, la Agencia de Defensa de Misiles estadounidense lanzó un proyectil desde una base aérea Vandenberg de California con el objetivo de interceptar y derribar un misil lanzado por el ejército americano desde las Islas Marshall.

Ambas bases militares se encuentran a una distancia de casi 7800 kilómetros y pese a ello la prueba fue exitosa.

Tras el operativo, el vicealmirante Jim Syring, director de la agencia, aseguró en un comunicado que la intercepción intercontinental es un "logro increíble" y un "hito crucial" para Estados Unidos. "Este sistema es de vital importancia para la defensa de nuestro territorio, y esta prueba demuestra que tenemos una fuerza disuasoria creíble y capaz contra una amenaza muy real", agregó de acuerdo a lo informado por el diario El Mundo.

Foto: Reuters

La decisión del gobierno comandado por el presidente Donald Trump responde a la actitud de las últimas semanas de Kim Jong-un , líder de Pyongyang y una amenaza latente que podría complicar tanto a Estados Unidos, como a Corea del Sur y Japón.

El domingo pasado, el líder de Corea del Norte supervisó la prueba de un nuevo sistema de defensa antiaérea. Tras el operativo, Kim Jong-un destacó que "debería ser producido en masa, para ser desplegado en todo el país y arruinar los sueños del enemigo de dominar el aire".

Esta misma semana, Washington ordenó el envío de dos bombarderos supersónicos B-1B para que participaran en maniobras con la Fuerza Aérea surcoreana. El vuelo fue considerado una advertencia a Pyongyang, que acusó a Estados Unidos de provocación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas