Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El reposo del Yeti

Hoy, mañana invernal, pero llegan temperaturas en ascenso y un sábado inestable.

Ilustración Costhanzo
Ilustración Costhanzo.
Jueves 01 de junio de 2017 • 00:36
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Promedia una semana muy tranquila en el Río de la Plata, sin eventos significativos en el mediano plazo, a salvo de lluvias fuertes y coletazos de aire polar que adelanten el invierno. El Yeti sigue dormido y nuestras facturas de luz y gas se lo agradecen.

Los amaneceres del final de estación delatan las intenciones del período que está por venir. Así como Marzo ya ofrece una tregua térmica con sus mañanas frescas, el alba de Junio hace un spoiler de la trama invernal. Y a pesar de noches y mañanas frías, las tardes invitan a moderar la estufa. Se vienen días de gran amplitud térmica, ideales para olvidarse la bufanda en la oficina.

Jueves: mañana esquimal

Viento leve del sudeste para que Alaska abra un consulado en la mañana suburbana donde la temperatura de salida puede estar apenas arriba de cero. Amanecer con guantes, bufandas y gorros de lana. Vapor saliendo de nuestras narices, pasto congelado y hombros entumecidos para emprender el camino al trabajo o a las aulas. Luego el viento rota del este, el sol hace su trabajo y la tarde nos devuelve el otoño con 16°C de tope térmico.

Viernes: repunta el mercurio

Eolo sopla desde el norte y su templado aliento nos da un par de grados más para hoy. La mañana se presenta fría pero menos inclemente que la de los últimos días. Soleado hasta el mediodía y más nuboso por la tarde. La máxima de 17°C parece escueta para el paladar térmico de los friolentos pero créanme que la venimos llevando bastante mejor que otras temporadas. Hacia la noche se intensifica el viento norteño y la temperatura de cierre no cae tanto.

Sábado: desmejora

De todos los casilleros del extendido, el sábado es el que lleva la peor parte. La primera mitad del día transcurre en un ambiente muy agradable, con algo de sol por la mañana e interesantes 18°C. La tarde trae la desmejora, se derrumba la presión, entra aire frío y se abre un pasaje de varias horas de inestabilidad. En algunas simulaciones hay lloviznas, en otras solo nubarrones. Hasta el momento parece que no llueve pero no nos sobra nada.

Domingo: el frío trae al sol

La jornada dominical comienza con un frío parecido al de hoy, algo que podría ser estratégico para despabilar a aquellos que vuelvan zigzagueantes de bailar. El viento frío y seco limpia el cielo y nos devuelve al sol, en lo que podría ser la mejor jornada de la semana. Si bien hay buenos tramos de insolación, la veleta desde el sur ofrece un contrapeso y recorta el termómetro en 16°C.

Los soles de la larga noche polar

La sensación meteorológica de los últimos días fueron las auroras australes que tuvieron lugar sobre los cielos de la Base Antártica Belgrano II, especialmente las del pasado sábado, que tuvieron máxima intensidad y duraron más de diez horas sobre el firmamento.

Las auroras son la figurita difícil de cualquier aficionado a la meteorología. Al diablo con los tornados y el arco iris. Y no me vengan con mariconeadas como la nieve. Ni siquiera el parhelio de tres soles. Los resplandores surrealistas sobre la eterna noche invernal pueden dejar sin aliento a cualquier incauto. Y más allá de que es muy probable que nunca veamos una, tampoco nuestros hijos ni nuestros nietos, hay parajes que ofrecen más de 200 eventos al año de este tipo. Se tratan de pueblos muy próximas al polo, que basan parte de su economía en el turismo meteorológico.

Las auroras se producen cuando el viento solar impacta contra la magnetósfera y es redirigido hacia los polos magnéticos del planeta. Algunos embates son realmente violentos, en especial cuando se produce desprendimiento de masa coronal del sol que supera incluso a nuestro escudo magnético y es atajado por la ionósfera. Allí el choque de las cargas solares con las partículas de nuestra alta atmósfera produce una liberación de energía que no es solo lumínica, la zona alcanza los 1500°C.

Las partículas de aire brillan según su composición. La excitación de moléculas de ozono da una luz desde amarilla hasta verde, el oxígeno emite una gama cromática entre el verde y el rojo, el helio entre el rojo y el violeta, mientras el nitrógeno libera la longitud de onda del color azul.

Las auroras son estridentes y generan un sonido parecido a una interferencia de radio, solo que al producirse a más de 80 kilómetros no podemos escucharlas nítidamente.

Las leyendas nórdicas atribuyen las auroras al paso de un zorro mágico que desprende a su paso chispas, luces y destellos por el oscuro cielo de la noche polar.

El evento puede verse sin lentes de protección y no representa riesgo alguno. Si no existiera la magnetósfera el viento solar sería capaz de producir cambios en nuestro ADN.

Solo dos planetas de nuestro sistema solar no tienen escudo magnético: Marte y Venus

Eso es todo amigos! Nos vemos en el próximo episodio!

@JopoAngeli

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas