Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fuerte presión sobre Trump para que no salga del acuerdo climático

Fuentes de su gobierno dijeron ayer a distintos medios que renunciará al pacto de París, una promesa de su campaña

Jueves 01 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Trump, ayer, junto al primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc
Trump, ayer, junto al primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc. Foto: Reuters / Jonathan Ernst

WASHINGTON.- Donald Trump quedó bajo presión, interna y externa, para ratificar el acuerdo de París luego de que la Casa Blanca dejó trascender que el presidente tiene pensado sacar a Estados Unidos del histórico convenio, el mayor esfuerzo multilateral para frenar el cambio climático.

Trump prometió tomar una decisión "en los próximos días", pero varios medios ayer dieron por hecha la salida de la primera potencia global y segundo emisor, detrás de China, de dióxido de carbono, uno de los principales contribuyentes al calentamiento global.

"Estoy escuchando a mucha gente, de los dos lados. Los dos lados", enfatizó ayer Trump, en el Salón Oval de la Casa Blanca, al recibir a la prensa junto con el primer Ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc.

La Casa Blanca está dividida. El ala populista, liderada por el estratega y asesor presidencial Stephen Bannon, quiere salir del acuerdo y cumplir con una promesa de campaña. Pero los "globalistas" -su hija, Ivanka Trump, y su yerno, Jared Kushner- y el secretario de Estado, Rex Tillerson, desean ratificarlo.

La decisión de Trump, filtrada por la prensa, no fue confirmada ni desmentida de manera oficial. La noticia de la salida fue difundida primero por el sitio Axios y luego por Politico y The New York Times. Una versión indicaba que la Casa Blanca aún pulía la letra chica del anuncio, que podría incluir medidas para morigerar el impacto de abandonar el acuerdo, firmado por 197 países y ratificado por 147.

Trump había dicho que era "un mal acuerdo" para el país. Al igual que varios de sus funcionarios, Trump tuvo una postura cuanto menos ambivalente respecto del cambio climático. En 2012, en una de sus citas más famosas, escribió en Twitter que era un problema "creado" por los chinos para debilitar a la industria estadounidense, aunque luego moderó su opinión.

Grupos ultraconservadores y la mayoría de los republicanos en el Congreso quieren salir del acuerdo. Pero varias figuras republicanas -el senador Lindsey Graham y el ex candidato presidencial Mitt Romney, por nombrar dos- se sumaron a una amplia mayoría de la comunidad científica, los demócratas y activistas ambientales para ponerle presión a Trump y ratificarlo. Trump, impredecible, ya cambió varias decisiones sobre la marcha.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, defendió ayer la lucha por preservar el planeta y afirmó en un discurso en Nueva York que el cambio climático es "innegable". Sólo Siria y Nicaragua rechazaron el acuerdo.

"El cambio climático es innegable e imparable y las soluciones climáticas ofrecen oportunidades que son inigualables", dijo Guterres.

Activistas a favor del medio ambiente criticaron la decisión, en suspenso, de Trump.

"Donald Trump cometió un error histórico que nuestros nietos mirarán hacia atrás con atónito asombro por cómo un líder mundial puede estar tan divorciado de la realidad y la moralidad", dijo en un comunicado Michael Brune, director del Sierra Club, una de las organizaciones ambientalistas más importantes.

Trump tuvo ayer una reunión con Tillerson, uno de los funcionarios del gabinete que son favorables a acuerdo.

"La afirmación del acuerdo de París no es sólo sobre el clima. También es sobre Estados Unidos como líder mundial", escribió Romney en Twitter.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, también puso presión sobre Trump. De Blasio renovó el compromiso de Nueva York, que quedó de rodillas hace casi cinco años por el huracán Sandy.

"El acuerdo de París fue el mayor paso adelante que hemos hecho en muchos años. Es inconcebible que el presidente se aparte de él", indicó De Blasio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas