Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un testigo aseguró que Schaefer tenía miedo de ser asesinada por Farré

Un ex vecino relató que vio golpeada a la mujer en el edificio de Recoleta

SEGUIR
LA NACION
Jueves 01 de junio de 2017
Fernando Farré escuchó testimonios que lo señalaron como violento
Fernando Farré escuchó testimonios que lo señalaron como violento. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

El testigo no lo dudó. Con voz firme y pausada sostuvo ante los 12 jurados titulares y los seis suplentes: "Para mí él es un misógino. Humillaba a las mujeres. Ella tenía mucho miedo, tenía miedo de que la matara". Ella es Claudia Schaefer, asesinada de 66 puñaladas en el country Martindale, en Pilar, el 21 de agosto. Él es Fernando Farré, esposo de la víctima y acusado del brutal homicidio.

Las afirmaciones sobre la presunta misoginia de Farré y el miedo de la víctima fueron expresadas por Gabriel Calfat, un ex vecino del edificio de Recoleta donde vivían el matrimonio y sus tres hijos menores, en la tercera jornada del juicio oral y público que se desarrolla en los tribunales de San Isidro.

Hoy será otra jornada clave. Se presentará como testigo Sandra Schaefer, hermana de la víctima y tutora de los tres hijos del matrimonio. Ayer declaró su abogado, José Cárdenas. El letrado explicó que hace un año que salió la resolución de la cuota alimentaria, pero a pesar de eso, Farré no pagó nada hasta el momento. Y agregó que poco antes del homicidio, el acusado cobró 5.800.000 pesos como indemnización de la empresa de cosméticos donde trabajaba como gerente general. El dinero lo depósito en una cuenta que abrió con su madre.

El debate está a cargo del juez Esteban Andrejin, del Tribunal Oral Criminal N° 2 de San Isidro. Las fiscales del juicio son Carolina Carballido Calatayud y Laura Zyseskind. Ayer declararon once testigos y la mayoría se refirió a la violencia psicológica, verbal y física de la que fue víctima Schaefer.

Tiempo para una carta

A diferencia de las dos audiencias anteriores, ayer Farré estuvo más participativo. Intercambió palabras con Adrián Tenca, uno de sus abogados, y durante la mañana se la pasó escribiendo. Según pudo saber LA NACION, Farré redactó una carta para sus tres hijos.

"En alguna oportunidad vi a Schaefer golpeada. Los maltratos eran frecuentes. Considero a Farré un misógino, pedante y engreído. Él humillaba a las mujeres. Ella (por la víctima) me dijo que tenía mucho miedo de que la matara", sostuvo Calfat.

Recordó que una vez le vio a Schaefer marcas en los brazos y un golpe en el rostro. Calfat también dijo que Farré lo denunció por ruidos molestos y que en una oportunidad le dañó con un punzón la puerta de su departamento, ubicado un piso arriba de donde vivía la víctima.

También declaró Pedro James, que fue compañero de trabajo de la víctima en las bodegas Salentein. El hombre hizo un relato de cómo Farré menospreciaba a su esposa. "Le decía que tenía un sueldito de m..."

Sobre este punto se explayó también Pablo Deustesfeld, amigo íntimo de Schaefer y padrino de uno de sus hijos. "Me dijo que sentía abuso psicológico los últimos diez años de su matrimonio. Ella no era feliz, él la menospreciaba y la hacía sentir poca cosa." Tenca, abogado de Farré, aprovechó la declaración de Deustesfeld para introducir su estrategia de que el acusado mató a su esposa en un estado de emoción violenta. Hizo reproducir mensajes de WhatsApp entre el testigo y la víctima para sacar a la luz una supuesta relación sexual y sentimental entre Schaefer y un compañero de trabajo.

La misma situación se repitió con otra testigo y amiga de la víctima, Ileana Rodríguez Rossi. Entonces intervino el abogado Jorge Sandro, que representa a la familia Schaefer, y objetó la estrategia de Tenca de instalar una idea de infidelidad porque el matrimonio estaba separado de hecho y hacía varios meses que dormía en piezas distintas. Sandro se quejó ante el juez de una supuesta hostilidad de Tenca hacia los testigos.

En esta nota:
Te puede interesar