Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El PJ reunió todas las voces, pero no llegó a un acuerdo

La mayoría, controlada por el kirchnerismo, insiste en la lista de unidad liderada por Cristina; Randazzo no se baja de las PASO

SEGUIR
LA NACION
Jueves 01 de junio de 2017
Navarro, Ostoich, Insaurralde, Domínguez, Espinoza, Magario y Mussi, anoche, en la reunión del peronismo bonaerense
Navarro, Ostoich, Insaurralde, Domínguez, Espinoza, Magario y Mussi, anoche, en la reunión del peronismo bonaerense. Foto: Twitter
0

Todo está como estaba. Por ahora. La reunión de la Comisión de Acción Política (CAS) del PJ bonaerense sirvió para que los grupos que pujan por las candidaturas legislativas de octubre refuercen sus posturas, hasta hoy irreconciliables. En clara mayoría, el kirchnerismo insistió en que la interna debe resolverse con una lista de unidad liderada por Cristina Kirchner y quienes respaldan a Florencio Randazzo ratificaron que la salida del laberinto está en las PASO.

La excusa de la cita en la sede del PJ de la calle Matheu fue que los integrantes de la CAS escucharan el informe de coyuntura de un grupo de economistas kirchneristas. Axel Kicillof, Roberto Feletti, Débora Giorgi, Silvina Batakis y Arnaldo Bocco advirtieron sobre "el deterioro social y económico" y el "descomunal endeudamiento" y vislumbraron un "futuro complejo".

Una parte de la miga política del encuentro se cocinó en la previa. Una hora antes de la reunión, a las 18, los intendentes de la tercera sección electoral, clave por ser la más poblada de la provincia, acordaron un comunicado con los dos ejes de la postura kirchnerista. "Cristina en el Congreso es clave para frenar el ajuste que está realizando cambiemos", escribieron.

Los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Patricio Mussi (Berazategui) fueron los voceros. "En la lista de unidad hay lugar para todos, incluido Randazzo, que fue ministro de Cristina", deslizó Mussi. Mientras exponían la posición ante las cámaras instaladas en la vereda eran casi las 19. El resto de los invitados, randazzistas incluidos, no habían llegado todavía.

Más temprano, por la mañana, Julián Domínguez, uno de los impulsores de la candidatura de Randazzo, se había reunido con el presidente del PJ, Fernando Espinoza para ratificarle en persona que el ex ministro de Transporte irá a las PASO. Le pidió, además, lugar para un apoderado de Randazzo en la junta del frente electoral que integrará el PJ y que deberá conformarse antes del 14 de este mes.

En la reunión ampliada hablaron casi todos. Los voceros de la posición kirchnerista fueron Insaurralde y el presidente del partido, Fernando Espinoza. Los emisarios de Randazzo -Julián Domínguez, el senador Juan Manuel Abal Medina; el jefe del Movimiento Evita, Fernando "Chino" Navarro, y el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta- también expusieron todos, en clara minoría.

"De 45 tipos que estábamos ahí adentro, sólo cuatro quieren las PASO", sintetizó a LA NACION, sonriente y confiado uno de los asistentes.

"Seguimos opinando lo mismo. Es la sociedad la que tiene que elegir. Y tiene que hacerlo en las PASO", se plantó Zabaleta a la salida. Navarro coincidió, pero dejó una puerta claramente abierta. "Todo se puede charlar. Por eso vinimos. Estamos abiertos a escuchar", afirmó.

La reunión terminó al filo de las 22. Entre chistes y selfies con el busto de Evita de fondo, todos destacaron el "buen clima", "la buena voluntad" y la decisión de "seguir dialogando" para "encontrarle la vuelta". Restan 23 días.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas