Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo es hoy la vida de la familia siria que decidió volver de Córdoba a Aleppo

Los Touma aseguran que están muy contentos por haber vuelto a casa

Jueves 01 de junio de 2017 • 10:37
0

Taufiq Touma y Ani Hadad son sirios, marido y mujer, y cinco meses atrás habían tomado una decisión dura pero necesaria: junto a sus dos hijas vinieron a la Argentina para escapar de la guerra que ya lleva seis años y cientos de miles de muertos y millones de heridos.

Llegaron a Pilar, localidad de la provincia de Córdoba , donde fueron recibidos por una familia argentina dispuesta a ayudarlos a arrancar una nueva vida. Pero no pudieron. Nunca lograron sentirse como en casa y por eso volvieron a tomar una decisión drástica: regresar.

Desde Ezeiza, justo antes de partir, Taufiq habló con LA NACION y contó: "Me gustó mucho estar acá pero tuve mala suerte, no pude conseguir trabajar para poder ayudar a mi familia y vivir bien acá". Su principal atadura con Siria son sus amigos, sus vecinos y sus padres, que están allá. "Me cuesta armar todo eso de nuevo. Más allá del tema de la plata, prefiero no quedarme encerrado todo el tiempo, por no conocer a nadie. No tengo a nadie acá [en la Argentina]. Me la paso ansioso, encerrado, fumando. Prefiero volver a mi país".

cerrar

Ahora, ya de nuevo en casa, se comunicaron con los argentinos que los ayudaron cuando la necesitaron -y los patrocinaron para que vengan a la Argentina- y les dijeron: "Estamos muy bien, estamos contentos de estar aquí", de acuerdo a lo publicado por el diario El País.

También aseguraron que no es fácil contactarse por teléfono porque tienen pocas horas de electricidad, que no tienen agua potable, que están obligados a comprar garrafas. Además, la familia no puede pensar en tener llena la heladera porque a la falta de luz se suma que la cortan por barrios, por lo que compran día a día los alimentos que consumen para no tener que tirar nada.

Taufiq en Aleppo tenía una perfumería. De eso trabajaba. Al regresar, se encontró que todo seguía allí donde él lo había dejado. A sus contactos argentinos hasta les envió fotos de la tienda llena de cosas, lista para vender. Eso sí, ahora está buscando la forma de conseguir dinero para volver a fabricar sus propios perfumes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas