Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Córdoba: buscan a Ana Barrera, una mujer de 46 años desaparecida desde el lunes

La mujer fue a natación y nada más se supo de ella; encontraron su auto abandonado, con sus pertenencias pero sin su celular

Jueves 01 de junio de 2017 • 12:29
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Continúa la búsqueda de Ana Barrera, la mujer desaparecida desde el lunes en Córdoba
Continúa la búsqueda de Ana Barrera, la mujer desaparecida desde el lunes en Córdoba.

CORDOBA.- Ana Rosa Barrera, de 46 años, está desaparecida desde el lunes. Después de ir a natación -no trabajó; había pedido el día-, su auto apareció con todas sus pertenencias (salvo su teléfono móvil) abandonado a unas cuadras del club. Desde entonces, nada se sabe de su paradero.

Barrera trabaja en la administración provincial; en la Secretaría del Niño y el Adolescente (Senaf). Tiene muy buena relación con varias de sus compañeras. En cambio, no tenía contacto con su mamá y su hermana.

Hace una década que está en pareja con Marcelo Ferraretto y tiene cuatro hijos de una relación anterior, todos mayores de edad que hace tiempo no viven con ella.

Una amiga de la mujer, Adriana, confió a LA NACION que estaba "bien de ánimo, contenta" y que si bien habían tenido problemas con su pareja "estaban tratando de salvarla; hicieron algunos viajes cortos, compartían más cosas".

La pareja vive en Los Cedros, una localidad ubicada sobre la ruta provincial número 5, a mitad de camino entre Córdoba y Alta Gracia. Ferraretto hizo la denuncia policial por la desaparición después de encontrar el auto abandonado.

"Hablamos con sus hijos, que están en Salta, Bolivia y Francia, y están tan preocupados como nosotros. Una de las posibilidades era que hubiera viajado a verlos. Era muy aventurera", dijo ayer Pablo Ferraretto, hijo de Marcelo.

El Chevrolet Corsa fue hallado a las 18 del lunes, en una calle de barrio Santa Isabel, con el bolso en el que llevaba sus prendas de natación y otras pertenencias.

Ferraretto contó que cuando se enteró de que Ana no había ido a trabajar salió a buscarla y se encontró con el auto estacionado. "Nos acostamos; ella estaba un poco disgustada conmigo como otras tantas veces. Cuando me despierto a las 6, ya no estaba. Ella siempre se levantaba temprano para darles de comer a los perros y después se iba. Intenté llamarla, le he dejado mensajes, tanto yo como los amigos, y no responde a nadie, ni a los hijos", relató.

Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, según afirmaron a este diario. Analizan si se fue voluntariamente o si es víctima de un delito.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas