Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Todo es Historia: medio siglo de construir diálogo

Domingo 04 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

La cúpula del CCK estaba envuelta en la neblina, aislada en lo alto de la ciudad. Se celebraba el medio siglo de Todo es Historia, la popular revista fundada por Félix Luna ("Falucho"), ahora dirigida por María Sáenz Quesada. Pablo Avelluto, el ministro de Cultura de la Nación, inauguró el acto con un recuerdo: "Empecé a leer Todo es Historia en mi adolescencia. Más tarde me encontré con Luna cuando yo era editor de Planeta y, tras la muerte de ´Falucho', me ocupé de sus libros en Sudamericana. Él creó una de las revistas más destacadas del país y, en cincuenta años, la calidad de sus páginas no ha menguado".

María Sáenz Quesada tradujo en cifras la trayectoria de la publicación: "Son 598 números, al que se suma el nuevo. Deberían haber sido 600, pero cuando estalló la guerra de Malvinas, la situación económica hizo imposible sacar dos. Encontramos una solución: reunir el 182 y el 183 en una sola edición. El legado de Luna, el espíritu que lo inspiró fue mirar el pasado sin odios, sin censuras y poner en relación la historia argentina con la del mundo".

El académico Rosendo Fraga definió el carácter de la publicación: "Es popular y veraz. Luna fue un gran divulgador, muy serio. La revista, como los libros de ?Falucho', era amena. La selección de los materiales estaba presidida por la tolerancia. Hace medio siglo el enfrentamiento entre el revisionismo y la versión oficial, liberal, de nuestra historia era terrible. Luna sabía conciliar los opuestos. Las distintas tendencias estaban representadas en los artículos. Luna fue perseguido por el peronismo pero estudió ese movimiento con objetividad, sin rencores".

El historiador y periodista Horacio García Bossio, por su parte, se refirió al contexto nacional e internacional en el que surgió la revista: "En 1967 gobernaba Onganía, había terminado el sueño desarrollista, es decir, el de un futuro de paz. Es el año de la muerte del ?Che' Guevara. Siete meses después tuvimos el Mayo del 68 francés. Durante estas cinco décadas, hubo 23 presidencias, 45 ministros de Economía, 5 monedas, 10 presidentes de Estados Unidos y 20 directores técnicos de la selección argentina. Luna siempre buscó integrar las regiones del país. La integración supone la aceptación del otro. Esa actitud estaba en todos sus actos y elecciones". El caso de Emilio Pierina (h), que también habló en el festejo, es muy especial: "Mi padre fue editor de Todo es Historia durante veintiséis años, mientras que yo lo fui durante catorce. En las reuniones de sumario, Luna no siempre elegía los temas más vendedores, pero los títulos que proponía eran extraordinarios. Pensaba que la historia la hacían los buenos y los malos; por lo tanto, había que darles cabida a unos y a otros cuando se la escribía".

Felicitas Luna, una de las hijas de "Falucho", recordó que en las fiestas del equipo y en las familiares siempre hubo música, así que también habría música en esa tarde lluviosa del CCK. Presentó a la mezzosoprano Susana Moncayo, una de las mejores cantantes argentinas, que interpretó cuatro canciones de Luna: "Dorotea, la cautiva"; "En casa de Mariquita"; "Acércate al Perú" y "La zamba de usted".

Hubo después un debate sobre "Todo es Historia, federal y plural" entre la diputada del Parlasur Fernanda Gil Lozano y el periodista e historiador Gregorio Caro Figueroa, moderado por Eliana de Arrascaeta, secretaria de Redacción de la revista. Gil Lozano destacó la importancia que Luna daba a la pluralidad, a la diversidad y dejó bien sentada su posición desde el principio: "Soy feminista". Puso a Luna como ejemplo de un hombre que daba un lugar destacado a los temas relacionados con la mujer. El historiador y periodista Gregorio Caro Figueroa señaló que Todo es Historia fue la primera revista en español de divulgación histórica. La palabra clave en sus páginas era "integración". "Luna, de raíces provincianas, buscaba integrar el pasado y el presente de las provincias en un horizonte nacional. El enfrentamiento que hubo entre las provincias y el poder central es un enfrentamiento clásico de todas las naciones. Hoy, las cosas han cambiado. ´Falucho' quería que esa línea divisoria desapareciera, que se conquistara la armonía y la integración para poder crecer."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas