Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sofía Sanchez de Betak: una embajadora del estilo argentino

La modelo e influencer capitalizó sus aventuras fashion en su marca Chufy, inspirada en viajes, que recupera la estética criolla y revaloriza el oficio de artesanos locales

Sábado 03 de junio de 2017 • 00:00
0
Sofía Sanchez de Betak, en uno de los dise?os de Juan Hernández Daels
Sofía Sanchez de Betak, en uno de los dise?os de Juan Hernández Daels. Foto: Gentileza Sofía Sanchez de Betak

"Un viajero sabio nunca desprecia su propio país", dijo Carlo Goldoni, uno de los padres de la comedia italiana. Sofía Sánchez de Betak o Chufy, como le dicen sus amigos, es una de las argentinas más influyentes de la industria de la moda y parece haber tomado esta frase como leitmotiv para desarrollarse como una persona curiosa y detallista por naturaleza.

Bajo estas premisas, la argentina de 32 años desarrolló su carrera en el exterior, primero, como diseñadora gráfica y directora de arte desde una agencia de publicidad en Nueva York, donde se instaló en 2009. Luego, como modelo -ya había hecho varias campañas en Buenos Aires antes de mudarse- e influencer.

En esta primera línea, Sofía curó una colección llevada a cabo por marcas locales como Lagomarsino, Tup?, Aux Charpentier y Giribet, entre otros.
En esta primera línea, Sofía curó una colección llevada a cabo por marcas locales como Lagomarsino, Tup?, Aux Charpentier y Giribet, entre otros.. Foto: Gentileza Sofía Sanchez de Betak

Más de 120.000 personas siguen a Sofía a través de su cuenta de Instagram, mientras viaja a los destinos más remotos en Kenia, Japón o Grecia o despliega su charme en las front row de desfiles como Dior o Jason Wu y en las alfombras rojas más exclusivas.

Sofía aprendió a capitalizar sus conocimientos y el lugar de influencia que tiene en la moda para convertir su imagen y estilo de vida en una marca propia donde el sello argentino está siempre presente y cotiza en el mercado global.

"No soy diseñadora ni intento serlo, pero pongo mi visión y pasión en todo lo que hago. Me gusta trabajar con gente con la que tengo feeling y comparto un sentido estético y creativo", dijo acerca de su primera selección, que enaltece a la cultura gauchesca, para la que contrató a locales para su desarrollo y agregó "Ya estoy con las muestras de la segunda temporada que estará inspirada en Japón, para la cual estoy desarrollando estampas y una colección de kimonos espectaculares. La siguiente será sobre Kenia", dijo entusiasmada.

Con sello argentino

Foto: Gentileza Sofía Sanchez de Betak

En conjunto con Aux Charpentiers, Chufy desarrolló bombachas de campo en lino bordadas a mano con flores autóctonas. El calzado estuvo a cargo de la marca de botas de polo y equitación, Giribet, en cuero de potro, para que las mismas sean más blandas. También colaboraron diseñadores de la nueva camada: Anushka Elliot hizo las alpargatas de carpincho bordadas con el escudo nacional y una falda con los colores de la bandera; Juan Hernández Daels, Martín Boerr y Agustín Yarde Buller diseñaron la camisería y los vestidos y la artista Mercedes Güiraldes bordó a mano ruanas de lana de llama.

Foto: Gentileza Sofía Sanchez de Betak

Los accesorios estuvieron hechos por Aracano , que diseñó una línea especial de joyería con animales e iconografía argentina. "Estoy muy feliz de llevar la estética de mi tierra al mundo, por la que siempre me paran en la calle", dijo acerca de su línea, disponible en Colette , The Webster, en Bergdorf Goodman, y online, en MatchesFashion.com y en chufy.world , con precios que van desde los US$ 500, una blusa de poplín, hasta los US$ 3000, las botas de polo de caña alta.

La vuelta al globo en 20 viajes

Foto: Gentileza Sofía Sanchez de Betak

Se define a sí misma como una agente de viajes innata -algo tuvieron que ver también sus padres, que se dedican al turismo de lujo en la Argentina-, mientras ensaya su camino como curadora de una marca "de inspiración viajera".

Esta semana, Sofía presentó en conjunto su línea y su primer libro Travels with Chufy (US$, 50. Ed. Assouline) en Bergdorf Goodman. "Aunque no me gusta el mote de it girl, mis trabajos en moda me han llevado a los lugares más increíbles.

"Me gusta compartir estos consejos con amigos y ellos me sugirieron que los recopile en un libro con buenas imágenes", dijo Chufy, que además, cuando le queda tiempo, acompaña a su marido Alexandre de Betak, reconocido productor, escenógrafo y diseñador artístico parisiense del mundo fashion a las locaciones de desfiles más insólitas.

En 300 ilustraciones que hacen viajar al ojo de la Argentina a Grecia, pasando por Bahamas, Suiza y Japón, "hice una selección de alojamientos, desde el más humilde al más lujoso, en lugares que me dejaron sin aliento", comentó la argentina que expande sus proyectos y universos creativos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas