Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Legislatura porteña aprobó la reforma legal contra los motochorros

El gobierno de la ciudad podrá limitar la circulación de dos personas en una motocicleta

Viernes 02 de junio de 2017
0

Los legisladores porteños aprobaron las modificaciones del Código de Tránsito y Transporte y del Régimen de Faltas en un intento por frenar la acción de los motochorros. Si bien en el texto se determinó el uso obligatorio de chalecos reflectantes y con la patente impresa, el punto central del proyecto es la posibilidad otorgada al Poder Ejecutivo porteño para fijar las zonas y los horarios en los que se restringirá la circulación de dos personas en una motocicleta.

El objetivo de la medida es el de contribuir a la disminución de delitos cometidos por motochorros además de "propiciar la seguridad vial y ciudadana", según informó el autor de la norma y diputado de Pro, Daniel Presti. El proyecto fue sancionado con 43 votos positivos, 13 negativos y una abstención.

La iniciativa contempló que la autoridad de aplicación -el gobierno porteño delegará esa facultad en su Ministerio de Seguridad- determinará zonas, días y horarios en los cuales estará prohibido para los motociclistas transitar con acompañantes. A su vez, entre las sanciones que se aplicarán se encuentra la retención de motos, y multas que oscilarán entre 1040 y 2080 pesos.

Los legisladores explicaron que la necesidad de contar con una normativa como ésta se debe a "la dificultad que se suscita para aprehender a los delincuentes en el momento del atraco ya que, muchas veces, no pueden ser identificados por sus víctimas porque el casco, de uso obligatorio, oculta el rostro del agresor".

La Legislatura porteña aprobó la reforma legal contra los motochorros
La Legislatura porteña aprobó la reforma legal contra los motochorros.

Sin embargo, el diputado de ECO Marcelo Guouman recordó que "este proyecto que convertiremos en ley es casi idéntico a uno sancionado hace 7 años, la ley 3553. ¿Cuántas leyes tenemos que sancionar para que se cumplan?" Insistió en que "nuestra ciudad cuenta con muchas leyes, pero sus controles son demasiado blandos".

"Contar con chalecos y cascos fáciles de identificar y no andar con acompañantes en algunas zonas puede ser otra herramienta para mejorar la seguridad de la ciudad. Pero como espacio político planteamos que contar con herramientas sin el control efectivo es insuficiente", agregó el legislador radical.

Esa ley votada en 2010 determinó la realización de una prueba que duró 180 días, lapso en el que se definió que los motociclistas no podrían llevar acompañante en un área especialmente delimitada, que quedó establecida entre las avenidas Córdoba, Leandro N. Alem, Carlos Pellegrini y Rivadavia. El objetivo en ese momento fue frenar los robos protagonizados por motochorros en la zona de las casas centrales de los principales bancos y financieras.

Además se impuso la obligación de portar un chaleco con la patente grabada y un casco con similar identificación del dominio de la moto. No obstante, los legisladores de la oposición afirmaron ayer que nunca se alcanzó a conocer los resultados de la misma y se quejaron que el gobierno porteño no envió los informes correspondientes.

Un plan integral

Por su parte, el jefe del bloque Pro, Francisco Quintana, explicó que "esta ley representa un paso más dentro de una política de seguridad integral", y expresó que "muchos motociclistas son víctimas del robo de sus motos, que luego son usadas para cometer otro delito; con esta medida buscamos cuidar a todos los vecinos".

Por su parte, el socialista Roy Cortina aseguró que "estas medidas no son suficientes para evitar el accionar y terminar con la impunidad de criminales que convierten las motos en instrumentos del atraco y la violencia", y subrayó que "la extensión de este tipo de delitos es el correlato necesario de la falta de controles efectivos, las zonas liberadas por la connivencia policial y la ausencia de políticas integrales dirigidas a combatirlos".

Pese al objetivo de la iniciativa, un grupo de motoqueros -liderado por Laura Moyano- se manifestó en la puerta de la Legislatura haciendo sonar sus motos y bocinas, al grito de "las personas no se patentan".

Una herramienta contra el delito

Zonas vedadas

La reforma al Código de Tránsito y Transporte aprobada ayer por la Legislatura porteña otorgó al gobierno de la ciudad la posibilidad de determinar zonas y horarios en los que se prohibirá la circulación de dos personas en una moto. Más allá de esas restricciones, será obligatorio para el acompañante el uso de un chaleco con la patente impresa.

Aplicación

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Seguridad porteño, que evaluará cada sector según un mapa de delitos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas