Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

#Niunamenos: algunos reclamos de la movilización no son compartidos por todas las organizadoras

La marcha partirá mañana a las 16 del Congreso hacia Plaza de Mayo; las exigencias van desde la protección integral de las víctimas de femicidios y ataques hasta la liberación de Milagro Sala

SEGUIR
LA NACION
Viernes 02 de junio de 2017 • 19:12
#Niunamenos
#Niunamenos. Foto: Archivo / Fabián Marelli

El reclamo empezó después de la muerte de Chiara Paéz, asesinada y enterrada en el patio de la casa de su novio, en Rufino, Santa Fe. Tenía 16 años y estaba embarazada. "Nos están matando. No vamos a hacer nada? #NiUnaMenos ", publicó en su cuenta de Twitter la periodista Marcela Ojeda. Enseguida, bajo el mismo hashtag, un grupo de mujeres --en su mayoría periodistas- comenzó a escribir sobre la necesidad de "hacer algo" para poner fin a la violencia de género y a los femicidios.

Poco después, tomó forma la convocatoria: la primera marcha contra la violencia machista se hizo el 3 de junio 2015 y movilizó a más de 150.000 personas. Mañana, a las 16 se repetirá por tercera vez la movilización. Las columnas partirán de la plaza del Congreso con rumbo hacia la Plaza de Mayo, donde a las 18, se leerá un petitorio.

El eco de #NiUnaMenos fue tan fuerte que superó al grito inicial. Bajo ese mismo paraguas, en los meses sucesivos se agruparon distintos tipos de reclamos que tenían un eje en común: una situación de desigualdad, en distintos planos, por el sólo hecho de ser mujeres. La voz de #NiUnaMenos tomó vida propia y se convirtió en un reclamo que hoy representa a distintos grupos, en distintos tonos y que alberga matices: están aquellas mujeres que reclaman por la legalización del aborto, las que exigen condiciones igualitarias en el mercado laboral, las que se enfocan en el fin de los femicidios, las que piden la libertad de Milagro Sala y las que gritan basta de acoso y de violencia sexual. Están las que piden por poder caminar por la calle sin ser molestadas; las que reclaman por el cumplimiento de la ley de protección integral para la mujer; las que quieren ser oídas con respeto en las comisarías cuando denuncian ser víctimas de violencia en sus casas y las que piden ser tomadas en serio cuando solicitan ayuda ante la desaparición de una hija adolescente.

Así como hay agrupaciones que suman al reclamo pedidos como la liberación de Milagro Sala o la legalización del aborto, otras, vinculadas al grupo de periodistas que dio origen a la consigna en Twitter, #NiUnaMenos, centran sus exigencias en el petitorio inicial de 2015, principalmente, en "el fin de la violencia contra las mujeres, en todas sus formas". Por otro lado, antes de 2015 existía un grupo de feministas de izquierda que usaba la consigna Ni Una Menos para movilizar sus reclamos.

"El movimiento es grande y transversal. En la primera convocatoria nos preguntamos si se pedía que no hubiera banderas partidarias y dijimos que no. El que quería, podía venir con sus banderas. Lo importante es el reclamo y cada uno puede hacerlo desde el lugar que quiera. Acá el tema es luchar contra la violencia machista", explica Ojeda, una de las organizadoras de la primera marcha.

Los reclamos

"A dos años, del grito inicial de Ni Una Menos, el balance que hacemos no es positivo. La sociedad reaccionó, pero el Estado todavía no. Si se compara la situación de hace dos años, vemos que a nivel de lo cotidiano, existe una mayor condena social de situaciones de violencia. Se las identifica como tales, se las señala y se las condena. Por no ocurre lo mismo cuando las situaciones de violencia se denuncian ante la policía o la Justicia", apunta Ojeda.

"Hoy, la mayoría de los puntos del petitorio de 2015 todavía siguen pendientes. El panorama no es para nada alentador. Todo lo contrario. A dos años, hay más femicidios. Y muchas de esas mujeres que murieron, cerca del 25%, habían denunciado previamente a su agresor. Significa que el Estado no le dio una respuesta o no las protegió. Por eso, les pedimos a los tres poderes del Estado que reaccionen", agrega.

Hoy se conoció un comunicado que sintetiza el petitorio de la agrupación que dio origen a #NiUnaMenos pero que no será leído durante la marcha, donde serán otras las agrupaciones que subirán a escena, en la Plaza de Mayo: la periodista Liliana Dauness y la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Contiñas.

El comunicado de las mujeres que se movilizaron en 2015 vía Twitter dice: "A dos años de la primera movilización, el diagnóstico es triste. Los cambios culturales avanzan y las mujeres adquieren cada vez más conciencia de su derecho a llevar una vida autónoma, plena y libre de violencia, pero el Estado deja desprotegidas a las que se encuentran justamente en las situaciones más vulnerables", dice. Y hacia el final agrega: "Nada (.) muestra una preocupación genuina por parte de los poderes del Estado".

El otro petitorio, el que se leerá en Plaza de Mayo nació de las reuniones de asambleas públicas organizadas en distintas partes del país, de la que participaron en su mayoría agrupaciones de izquierda, feministas y kirchneristas y presenta 23 exigencias al Estado.

Tiene algunos puntos en común con el documento del grupo al que pertenece Ojeda: como la denuncia del aumento de los femicidios y la falta de estadísticas oficiales y políticas públicas basadas en la información. También hay coincidencia en el reclamo por la falta de acceso real a la justicia por parte de las víctimas y la inexistente perspectiva de género que se advierte en el Poder Judicial y en la policía.

Además, hay un reclamo común en cuanto a la no implementación en muchas escuelas del Programa Nacional de Educación Sexual. Y se advierte coincidencia en la preocupación por el limitado presupuesto del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres. Mientras que el comunicado denuncia la preocupación por el recorte y la marcha atrás que sufrió el plan a principios de año, el petitorio apunta a que el 80% del presupuesto del programa se destina exclusivamente a la construcción de refugios.

En esta nota:
Te puede interesar