Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los inversores tienen un justificado interés por activos argentinos

En cinco meses, el Merval arrojó una ganancia acumulada de 33% en pesos

Domingo 04 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Adivinanza: una ganancia acumulada del 33% en sólo poco más de cinco meses en pesos (y del 32% en dólares). ¿De quién o de qué se habla? Del índice líder del mercado accionario, el Merval. Pero hay más. Si lo que se mira es adentro, hay papeles líderes que fueron mucho más allá de ese promedio, como TGS, PAMP, TRAN, TGS, AUSO, AGRO o GGAL. Estas acciones suben entre 70% y 150%. Y si bien es real que, si se cuentan las subas, hay que mencionar las bajas, éstas son pocas dentro del índice y mucho más limitadas en el nivel de las pérdidas (menos del 21%). La selectividad paga, pero lo que está más que a la vista es que esto no invalida que la renta variable debió formar parte de una cartera de inversiones del ahorrista. En qué porcentaje (5%, 10%, 15% o más) dependerá del perfil de cada uno, claro está.

El justificado interés por los activos argentinos excede lo local, y en parte se sostiene por la expectativa de que volvamos a tener el rótulo de país emergente. Será el 20 de este mes cuando Morgan Stanley determinará públicamente si la Argentina volverá a formar parte de ese índice, y la fecha ya está agendada en el calendario de analistas e inversores. Igual, el mercado busca siempre adelantarse. Lo hizo ya en precios y en negocios.

El mercado siempre necesita combustible para seguir subiendo, o en su defecto convalidar las valuaciones. En este punto es donde deben entrar a jugar los fundamentals. Un punto básico para comenzar el análisis es si, ya sea por medidas puntuales o por reactivación económica, las empresas ganan dinero. Es posible que sí. Lo que es un buen punto de partida.

En el cuarto trimestre del año pasado, las cotizantes locales habían reportado una suba interanual en las ganancias, de un nivel del 58%, según el Instituto Argentino de Mercado de Capitales. Mientras que un análisis propio del primer trimestre de este año refleja que, para 22 compañías de distintos sectores -integrantes del Merval-, el resultado neto total sumado más que se duplicó; se acumuló en esta muestra una ganancia de más de $ 18.600 millones. Respecto de la comparación trimestral, se observó una caída, principalmente explicada por dos sectores: agro (por cuestiones estacionales) y petróleo. Éste último, con ciertas peculiaridades. En el agregado, negativamente influye el balance de YPF que vio su línea final afectada por los resultados financieros. Operativamente, de hecho, el sector -considerando a YPF, PETR y TS - ganó 125% contra los primeros tres meses del año pasado, y 52% de forma trimestral.

En sí, es importante destacar que las ganancias subieron en ambas comparaciones. Sumaron, por ejemplo, unos $ 98.024 millones, contra $ 80.987 millones del cuarto trimestre de 2016 y $ 49.133 millones del primero de este año.

Uno de los sectores destacados es el de energía por la reconstrucción de sus ingresos, dentro del camino de normalización regulatoria y financiera. Acá, si bien hay individualidades, un análisis general de PAMP, EDN, CECO, CEPU, TRAN, TGN y TGS permite hablar de un resultado neto que saltó 26% y 460% en comparación a tres meses y un año atrás. Pampa, con algunos números resaltados por su integración con PESA, y CEPU, con el juego a su favor de los resultados financieros. CECO, afectada por la discontinuidad de algunos programas puntuales.

El bancario es otro sector de peso. Los tres principales papeles presentaron de forma agregada subas promedio en su ganancia neta de 23% y 27% trimestral e interanualmente hablando. También tuvo un buen comportamiento su resultado operativo. Es real que su comportamiento no sorprende tanto como el de otros sectores, y más específicamente de otras compañías, pero refleja que se mantienen rentables. El centro de sus ingresos deberá ir cambiando, seguro; pero lo importante es que tienen margen para hacerlo dentro de un sistema financiero que debería profundizarse.

Hubo también una buena performance del sector siderúrgico -en donde, por ejemplo, Aluar se benefició del precio del aluminio y ERAR, de un excelente resultado en firmas asociadas-, y de empresas como TECO o CTIO. Las compañías relacionadas al agro necesitan, en tanto, un análisis más estacional.

En conclusión, las empresas van recuperando rentabilidad, lo que ayuda a validar cotizaciones. Ahora, la manera de sostener resultados positivos es dentro de una economía que recupere un crecimiento sostenido, y que se desarrolle en un marco institucional y con reglas de juego claras.

www.portfoliopersonal.com

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas