Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las patrullas de Infantería empiezan a imponer su presencia en el conurbano

Los intendentes recibieron en forma positiva el refuerzo policial, pero esperan conocer los detalles del plan; habrá una vigilancia especial de 18 a 24

Sábado 03 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

LA PLATA.- Trajes camuflados y armas largas serán observados por vecinos del conurbano bonaerense, Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca en las zonas céntricas y estaciones de trenes. Intendentes opositores y oficialistas están a la expectativa. La gente comenta la posibilidad de contar con más policías en la calle, pero si bien el refuerzo llegó a algunos municipios, los jefes comunales no saben aún cuántos agentes les tocarán.

Estos 800 policías de Infantería y Caballería deberán repartirse entre 190 "zonas calientes", de 18 a 24. Además deberán coordinar con los oficiales de las fuerzas federales que ya fueron enviados a los mismos destinos desde octubre pasado.

En la plaza La Roche, de Morón, al lado de la estación de trenes, había ayer tres agentes de Infantería y dos mujeres de la policía local. No se conocían. A veces también hay Gendarmería. "Coordinan nuestros jefes", dijo una de las agentes a LA NACION. Los vecinos, explicó, piden que se acerquen para sentirse más seguros. Mientras la nueva patrulla se familiarizaba con la zona, en la plaza el personal del municipio entregaba viandas de comida.

El quiosco en el que trabaja Aldana Duré está abierto las 24 horas, pero ella sale de trabajar a las 11. Aldana considera que el centro de Morón, frente a plaza San Martín, es una "zona caliente" de esa ciudad: "Acá se agarran a piñas en la feria y con estos policías te sentís más segura, sabés que alguien puede controlar la situación". Ella vive en el barrio Los Aromos, y cuando vuelve a su casa siempre alguien la va a buscar a la parada como una forma de defensa frente a los robos.

Aunque fueron varios los jefes comunales que ya consideraron la medida como "positiva", ningún intendente tiene información sobre dónde se apostarán los agentes policiales de Caballería e Infantería de la provincia.

"Es una medida positiva porque demuestra una vez más la lucha frontal y la vocación de la gobernadora María Eugenia Vidal de trabajar por la seguridad y contra el crimen organizado", dijo el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro.

"No hay nada oficial en Mar del Plata, no tenemos precisiones de cuándo, dónde ni cómo, sólo sabemos por el anuncio de la gobernadora", admitieron a LA NACION muy cerca del intendente Carlos Arroyo, de Cambiemos. Sin embargo, aclararon que los policías "serán bienvenidos, porque todo lo que sea en beneficio de la seguridad de los vecinos es bienvenido". Las fuentes municipales de General Pueyrredón indicaron que "se han bajado los índices de delitos, sobre todo las entraderas y los homicidios".

Por su parte, Juan Zabaleta, intendente de Hurlingham por el Frente para la Victoria, consideró como positiva la decisión de la gobernadora, aunque estimó que "la policía bonaerense es parte del problema de la inseguridad". Y agregó: "Siempre es positiva la presencia de agentes. Nosotros tenemos 90 agentes de Gendarmería y suma mucho a la prevención". Según datos oficiales de ese distrito del conurbano, en los últimos 40 días aumentaron algunos delitos, como el robo de bicicletas o celulares, pero disminuyeron los delitos violentos.

Vecinos esperanzados

"La gobernadora María Eugenia Vidal demuestra que está cumpliendo con el compromiso que asumió con los 16 millones de bonaerenses, y lo hace con cada decisión que toma. Cuidar la seguridad es uno de esos compromisos que está cumpliendo con hechos muy concretos", dijo a LA NACION el intendente oficialista de La Plata, Julio Garro.

En esta ciudad, los uniformados se encontraban ayer en las inmediaciones de la estación de tren. Hace más de un año que los comerciantes se sentían desprotegidos en ese lugar. "En esta cuadra no había presencia policial hace tiempo", contó Violeta Corrado, aunque indicó que el miércoles, a las 19.30, los policías ya se habían retirado. "Acá hay muchas mecheras. Es una zona peligrosa. Deberían estar hasta que cierren los negocios", agregó la vecina.

Liz Fonseca, que atiende un negocio de ropa en la misma cuadra, aseguró: "Queremos a los espantachorros", refiriéndose a la Infantería.

Ayer, los funcionarios de la capital provincial se reunieron con las autoridades del Ministerio de Seguridad para coordinar la ubicación del personal policial.

En San Martín, otro de los municipios que recibirá agentes, tampoco tienen mayores precisiones, sólo esperan ver qué pasa en la calle. "Hasta acá los resultados son muy malos, porque los gendarmes caminan por las plazas para que los vean y no van a los barrios calientes o los accesos. Hay muy poca coordinación entre fuerzas de seguridad", aseguraron a LA NACION fuentes cercanas al intendente Gabriel Katopodis, del FPV.

Por su parte, Julio Zamora, intendente de Tigre por el Frente Renovador, dijo: "Cualquier medida que tenga como objetivo reforzar la seguridad siempre va a ser bienvenida". Sin embargo, fuentes del municipio aseguraron que "por ahora es un anuncio, no hay más información".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas