Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las mujeres se unen en una marcha con distintas consignas

Volverán a concentrarse hoy a dos años de la primera convocatoria

Sábado 03 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
Foto: Archivo / Santiago Filipuzzi

El reclamo comenzó después de la muerte de Chiara Páez, asesinada y enterrada en el patio de la casa de su novio, en Rufino. Tenía 16 años y estaba embarazada. "Nos están matando. No vamos a hacer nada? #NiUnaMenos", publicó en twitter la periodista Marcela Ojeda. Enseguida, bajo el mismo hashtag, un grupo de mujeres, la mayoría periodistas, empezó a escribir sobre la necesidad de hacer algo para poner fin a la violencia de género y a los femicidios.

Poco después tomó forma la convocatoria: la primera marcha contra la violencia machista se hizo el 3 de junio 2015 y movilizó a más de 150.000 personas frente al Congreso. En las redes sociales la convocatoria fue aún mayor. Tanto que incluso la ex primera dama norteamericana, Michelle Obama, durante su visita a Buenos Aires, destacó el impacto mundial que había alcanzado el reclamo.

Hoy las mujeres volverán a las calles para hacer visibles sus reclamos, con ejes de concentraciones en el Congreso y la Plaza de Mayo.

El eco de Ni Una Menos fue tan fuerte que superó al grito inicial. Bajo ese mismo paraguas, en los meses sucesivos se agruparon distintos tipos de reclamos que tenían un eje en común: una situación de desigualdad, en distintos planos, por el solo hecho de ser mujeres.

La voz de Ni Una Menos tomó vida propia y se convirtió en un reclamo que hoy representa distintas voces, en distintos tonos y que alberga matices: están aquellas que piden el aborto legal, las que reclaman condiciones igualitarias en el mercado laboral, las que se enfocan en el fin de los femicidios, las que piden la libertad de Milagro Sala y las que les gritan basta al acoso y a la violencia sexual.

Están las que piden poder caminar por la calle sin ser molestadas; las que reclaman el cumplimiento de la ley de protección integral para la mujer; las que quieren ser escuchadas con respeto en las comisarías cuando denuncian ser víctimas de violencia en sus casas, y las que piden ser tomadas en serio cuando solicitan ayuda ante la desaparición de una hija adolescente.

Foto: Archivo / Fabián Marelli

Hoy, Ni Una Menos no refleja un solo reclamo. Más bien funciona como un gran paraguas que alberga muchos y variados grupos. Y como ocurre con otras causas, el reclamo también se politizó. O, mejor dicho, dio origen a que quienes militan esta causa se alinearan políticamente con otras personas con similar orientación. Esto explica por qué las distintas agrupaciones que utilizan el nombre Ni Una Menos no impulsan los mismos reclamos.

Así como hay agrupaciones que suman pedidos diferentes políticos, con el consignado reclamo por la liberación de Milagro Sala, o la legalización del aborto, otros sectores, vinculados al grupo de periodistas que dio origen a la consigna en Twitter, #NiUnaMenos, centran su reclamo en el petitorio inicial de 2015, que se concentra en el fin de la violencia contra las mujeres, en todas sus formas.

"El movimiento es grande y transversal. En la primera convocatoria nos preguntamos si se pedía que no hubiera banderas partidarias y dijimos que no. El que quería, podía venir con sus banderas. Lo importante es que el reclamo y cada uno puede hacerlo desde el lugar que quiera. Acá el tema es luchar contra la violencia machista", explicó Ojeda, una de las organizadoras de la primera marcha.

Un acto en la Plaza de Mayo

Las actividades organizadas por el colectivo Ni Una Menos comenzarán hoy a las 12 frente al Congreso con talleres sobre violencia de género. A las 15, varias organizaciones se manifestarán delante de los Tribunales de la calle Lavalle con cintas violetas, símbolos del movimiento feminista. A la misma hora se convocó a organizaciones y vecinos a una concentración frente al Congreso Nacional.

A las 16 empezará la marcha rumbo a la Plaza de Mayo, donde a las 18 se difundirá un documento con los reclamos.

En esta nota:
Te puede interesar