Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Defensa: los testigos se protegieron con lo que había a mano

Lunes 05 de junio de 2017
0
Algunos se refugiaron en un restaurante
Algunos se refugiaron en un restaurante. Foto: AP / Mark Stringer

Algunos testigos del atentando se jugaron la vida tratando de contener a los atacantes, incluso arrojando sillas y mesas, cuando tres hombres armados con cuchillos y en una camioneta sembraron miedo en la capital británica.

Gerard Vowls, de 47 años, explicó a The Guardian que vio cómo apuñalaban a una mujer entre 10 y 15 veces. "Decía «ayúdenme, ayúdenme», y no pude hacer nada", lamentó. Vowls lanzó sillas, vasos y botellas a los agresores para tratar de alejarlos de la mujer. "Venían una y otra vez a acuchillarme", narró. "Si hubiera resbalado estaría muerto, me habrían matado", añadió. "Quiero saber si la mujer está bien. Llevo una hora y media dando vueltas llorando, no sé qué hacer", apostilló Vowls, conmovido.

Un taxista, Aksha Patel, dijo que una pasajera suya le explicó que había bloqueado con su cuerpo la puerta de un restaurante para impedir la entrada de un atacante el tiempo suficiente para permitir que la gente saliera por la puerta de atrás, hasta que finalmente tuvo que ceder y salir corriendo.

Honesto fue el gesto de Richard Angell, que volvió ayer a pagar la cuenta y a dejar propina en el restaurante del que salió huyendo. "Tenía que pagar la cuenta", explicó a Buzzfeed News. "Además, no dejé propina y nos cuidaron cuando tenían que haber estado cuidando de sí mismos", añadió.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas