Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Quién es Enrique Senestrari, el fiscal cordobés que pidió que caiga Macri

Tiene competencia electoral, por lo que Cambiemos en la provincia analiza si corresponde una medida

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 06 de junio de 2017 • 12:19
Enrique Senestrari, el fiscal federal de Justicia Legítima que apuntó contra Macri
Enrique Senestrari, el fiscal federal de Justicia Legítima que apuntó contra Macri.
0

CORDOBA. Aunque es una figura polémica, nunca antes el fiscal federal de esta provincia Enrique Senestrari había tenido la trascendencia que alcanzó con su declaración de que espera que caiga Michel Temer en Brasil y que lo mismo pase con Mauricio Macri en Argentina. Vocal de la asociación kirchnerista Justicia Legítima, tiene buen vínculo con la procuradora Alejandra Gils Carbó y actuó en causas importantes, como el "narcoescándalo" cordobés.

Las expresiones de Senestrari tendrían consecuencias institucionales en esta provincia -más allá de las nacionales, donde desde distintos sectores piden que Gils Carbó lo suspenda- ya que tiene competencia electoral.

La filial local de Justicia Legítima se constituyó en diciembre, allí Senestrari fue designado vocal; la presidenta es la jueza María de los Ángeles Bonzano. Carlos Gonella, ex titular de la Procelac, y ahora colega y amigo Senestrari, fue nombrado representante ante la Comisión Directiva Nacional.

A mediados del año pasado, cuando una nota periodística dio cuenta de una deuda bancaria, afirmó que había una "campaña mediática" en su contra. "El mismo periodista que no se ocupa de los papeles de Panamá se preocupa por ver qué me encuentra en falta", dijo y agregó: "Me ponen el tilde de kirchnerista y les molesta que yo me defienda públicamente".

Fue una investigación de Senestrari la que derivó en un pronunciamiento de la Cámara Nacional Electoral le pidió al juez federal con competencia electoral en Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, que cite a declarar a empresarios que aportaron a la campaña proselitista de Unión por Córdoba en los comicios legislativos nacionales de 2009.

En octubre del año pasado mandó al ministro de Justicia Germán Garavano a "lavarse la boca" cuando el funcionario nacional dijo que el garantismo del ex integrante de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, le había hecho "mal" al país.

Llega temprano a tribunales federales, usa habitualmente Twitter en donde replica notas periodísticas y opiniones con las que acuerda. En los últimos días lo hizo con las consigna de #niuna menos que pedía la libertad de Milagros Salas; con los de Gonella que señalaban que la reunión de fiscales brasileños y argentinos por Odebrecht generaban "mucha preocupación acá" y con varios artículos del periodista Hugo Halconada Mon publicados en LA NACION.

"Yo me hago cargo y con orgullo de ser Justicia Legítima y simpatizante de las ideas que defendió el gobierno K. Nunca lo negué", dijo hace un tiempo a este diario, aunque advierte que -cuando se menciona esa filiación en un artículo- es "una persecución" porque "no se pone de igual modo" que es de otra asociación.

El año pasado, en mayo, Senestrari se reunió con el papa Francisco en Roma en el marco de un viaje de distintos funcionarios del Ministerio Público Fiscal junto a miembros del Consejo de la Magistratura y jueces federales.

Cuando sus pares organizaron la marcha del 18F para pedir el esclarecimiento de la muerte de Alberto Nisman, expresó que le parecía "aberrante" que se la mencionara como una acción "neutral".

Consideró que ese tipo de mensajes "dañan muchísimo la imagen de la justicia y le hacen daño a la democracia". Desde ayer LA NACION intenta contactar a Senestrari, pero sin respuesta.

Entre las causas que tiene hay un pedido de investigar a Odebrecht en Córdoba hecho por legisladores provinciales opositores.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas