Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En $ 4000, ayer se les puso valor a 600.000 toneladas de soja

El precio ofrecido por la demanda para la zona del Gran Rosario implicó un aumento de $ 100 respecto de la rueda del lunes; la necesidad de mercadería de las fábricas fue el principal fundamento alcista

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 07 de junio de 2017 • 00:00

"Hoy fue el día". Con esas pocas palabras aportadas a LA NACION por una fuente del sector comercial, quedó definido el clima de negocios que se registró ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), principal punto de referencia para la comercialización de la soja en la Argentina.

Y, en efecto, ayer fue el día en que compradores y vendedores encontraron un buen punto de acuerdo para dinamizar el intercambio de mercadería. Ese punto de encuentro fue la oferta de $ 4000 por tonelada de la oleaginosa hecha desde la demanda, que implicó un aumento de $ 100 respecto del valor vigente anteayer.

"En 4000 pesos se cerraron nuevas operaciones por unas 350.000 toneladas de soja y se les puso valor a otras 250.000 toneladas que habían sido entregadas a fijar", contó el operador. Añadió que el precio pagado por fábricas y exportadores, que fue equivalente a 251,4 dólares, era muy esperado por los vendedores para "liberar" un importante volumen de oferta, tal como sucedió.

Se le puso valor a 600.000 toneladas de soja
Se le puso valor a 600.000 toneladas de soja.

Cabe destacar que el fundamento excluyente de la suba del valor de la soja argentina fue la necesidad de mercadería que mantiene la industria procesadora local, que según informó recientemente a LA NACION Andrés R. Alcaraz, gerente de Comunicaciones Corporativas y Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), está operando con una "capacidad ociosa del 30%" por la poca oferta que se consigue en el mercado.

Para dimensionar la necesidad de mercadería que tiene la demanda por estos días hay que tener en cuenta que los $ 4000 pagados quedaron muy por encima de la capacidad teórica de pago de la industria aceitera, que fue calculada por la BCR en 3748 pesos por tonelada.

Más modesta fue la suba en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde los compradores (mayoría exportadores de poroto de soja) ofrecieron 3800 y 3750 pesos, respectivamente, 50 pesos más que el lunes. En este caso, el FAS teórico para el poroto de soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación en 3853 pesos por tonelada.

Para completar el cuadro alcista, las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) reflejaron subas de US$ 2,40 y de 2,20 sobre las posiciones julio y noviembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 250,70 y de 256 dólares por tonelada.

En la Bolsa de Chicago los contratos julio y agosto de la soja sumaron US$ 0,55 y 0,74, en tanto que sus ajustes fueron de 339,33 y de 340,62 dólares por tonelada. Sin noticias alcistas en su horizonte cercano, la oleaginosa acompañó así (a distancia) la tónica positiva registrada por los cereales en la plaza estadounidense.

Trigo firme

En la plaza local de granos volvió a quedar en evidencia la firmeza de los precios del trigo. La exportación ofreció $ 2650 por tonelada de cereal condición cámara para las terminales del Gran Rosario, $ 50 más que el lunes. El mismo valor fue propuesto por la demanda para Bahía Blanca, donde no implicó cambios. Tampoco hubo modificaciones en Necochea, donde el grano fino se mantuvo en 2550 pesos.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los molinos pagaron entre 2500 y 2900 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo de la nueva campaña, con entrega entre diciembre y enero, se negoció a 155 dólares por tonelada para Necochea y a 160 dólares para Bahía Blanca y para el Gran Rosario, sin cambios. En el Matba el cereal cerró con altibajos, dado que mientras la posición julio sumó US$ 0,30 y terminó la jornada con un valor de 169 dólares, el contrato enero bajó US$ 1 y quedó con un ajuste de 160 dólares.

Muy positiva fue la rueda de negocios para el trigo de los Estados Unidos. En efecto, la posición julio del cereal en las Bolsas de Chicago y de Kansas ganó US$ 2,29 y 2,94, en tanto que el ajuste resultó de 160,11 y de 160,94 dólares por tonelada, respectivamente.

El fundamento alcista para el cereal fue el reporte semanal sobre cultivos publicado anteayer tras el cierre del mercado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). En él, el organismo ponderó el 49% de los trigos de invierno en estado bueno/excelente, por debajo del 50% del informe anterior; del 62% de igual momento de 2016, y del 50% previsto por el mercado. Además, relevó un 55% del trigo de primavera en condición buena/excelente, por debajo del 62% de la semana pasada; del 79% vigente un año atrás, y del 61% previsto por los operadores.

Tal fue el impacto de esta desmejora del estado de los cultivos que pasó casi desapercibido el hecho de que la cosecha de las variedades de trigo de invierno avanzó sobre el 10% de la superficie apta, contra el 2% de igual momento de 2016 y el 7% promedio de las últimas cuatro campañas.

El viernes próximo el USDA publicará su nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos. Según el promedio de las estimaciones privadas relevadas por la agencia Reuters, el mercado espera que el volumen de la cosecha total de trigo estadounidense 2017/2018 se ubique en 49,40 millones de toneladas, por debajo de los 49,54 millones proyectados por el organismo en mayo y lejos de los 62,86 millones recolectados en el ciclo 2016/2017.

Subas en el término para el maíz

Acerca del maíz argentino, la exportación pagó $ 2500 por tonelada para Bahía Blanca y $ 2350 para Necochea, sin cambios. Para el Gran Rosario los compradores también ofrecieron $ 2350, pero en ese caso el valor implicó una mejora de 50 pesos. La BCBA informó que los consumos propusieron entre 2200 y 2300 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

Lo mejor para el maíz estuvo en el Matba, donde las posiciones julio y septiembre aumentaron US$ 2 y 1,40, al terminar la jornada con ajustes de 143,50 y de 145,50 dólares por tonelada.

Al cierre de los negocios, las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron alzas de US$ 1,68 y de 1,67 sobre los contratos julio y septiembre del maíz, cuyos ajustes resultaron de 148,52 y de 151,76 dólares por tonelada. Entre los fundamentos que alentaron la tónica alcista del grano grueso se destacaron las subas del trigo (comparten el mercado forrajero) y una proporción de cultivos en estado bueno/excelente inferior a la vigente a igual fecha del año pasado. En ese sentido, ayer el USDA ponderó un 68% de maíz en condición óptima, por encima del 65% de la semana anterior y del 67% previsto por los operadores, pero por debajo del 75% de 2016 para la misma fecha.

Vale recordar que en la actual campaña estadounidense, el área sembrada con maíz se estima en 36,42 millones de hectáreas, contra los 38,04 millones del ciclo precedente. Anteayer el USDA indicó que ya se cubrió el 96% de dicha superficie.

Por último, ayer también favoreció el cierre alcista de los precios de los granos estadounidense la devaluación del dólar frente al euro, que llevó la relación entre ambas monedas de 1,1258 a 1,1275 y que le aportó una mejora en la competitividad de las materias primas y de los subproductos exportables.

En esta nota:
Te puede interesar