Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Estados Unidos o China en los próximos cinco años

Orlando J. Ferreres

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 07 de junio de 2017 • 00:48
0

Estados Unidos y China, en los próximos 5 años, se disputarán la primacía mundial. Este es el destino de la humanidad, tener que presenciar ese enigma del mundo y, a partir de allí, ver quién predominará en la Tierra, seguramente por muchos años. No es una labor fácil y seguramente tendremos que ver cuál será el resultado.

¿Cómo se llegó a esta situación? China predominó mucho tiempo en el mundo, a veces con mayor distancia y otras con menor diferencia, la que fluctuó entre 33 % y 23 % del PIB de la Tierra a lo largo de 2017 años para los que hay datos. Con la caída espectacular que ocurrió durante el dominio comunista, este país llegó a ser sólo el 5 % de PIB del mundo, una cifra irrisoria para el tamaño poblacional del gigante asiático.

Debemos recordar que nosotros, los occidentales, siempre consideramos que el imperio Romano y sus diferentes versiones eran lo más importante de la economía mundial. Esto es también cierto a partir de 1820 donde en Occidente se desarrolló la extraordinaria revolución industrial de la cual China, que también tenía su producción, se mantuvo en lo tradicional.

Con el cambio de modelo económico, a partir del fin de la etapa de Mao, China fue cambiando su modelo productivo y fue ganando espacio en el nivel económico internacional. Ahora están muy parejos Estados Unidos y China en materia económica y veremos cómo seguirá esta diferencia en los próximos ejercicios económicos.

Cuando China crecía al 10% anual, EE.UU. lo hacía 3% anual, es decir, que China le sacaba 7 puntos anualmente. Ahora que China crece al 6,5-7,0% anual y EE.UU. lo hace al 1,5/2,0% por año, China lo va alcanzando a EE.UU. a un ritmo de 5% anual. Tanto en la expansión como en la contracción se acerca China a su rival y no se ha encontrado la forma para equilibrar esa diferencia.

Es importante observar también las cifras de pobreza que hace 40 años representaban para China el 98% de la población, prácticamente todos los pobladores. Actualmente, esa pobreza en China, en virtud del derrame de la macroeconomía sobre la situación de la población, ha bajado a menos del 10% y continuará disminuyendo. Este es el gran logro de la economía de China, que encontró la forma de que los beneficios del crecimiento económico se pudieran distribuir bastante bien entre la población, aunque aún hay muchos desajustes.

¿Qué podemos hacer nosotros? Es poco lo que podemos hacer, pero cuando hay una modificación en el liderazgo mundial, una aproximación en el tamaño económico de los dos países principales, tenemos que mantener relaciones con ambos, que es lo que estamos haciendo. Es fundamental darle oportunidades a las dos potencias, que es lo que nosotros necesitamos. A nosotros nos viene bien el resultado que se logre, porque es lo que tiene que pasar. Esperamos ansiosos ese resultado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas