Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Elecciones en Gran Bretaña: cómo funciona el sistema para elegir primer ministro

Hoy, los británicos van a las urnas en alerta ante la seguidilla de atentados y con el Brexit en la mira

Miércoles 07 de junio de 2017 • 12:58
0
Claves para entender el sistema electoral británico
Claves para entender el sistema electoral británico. Foto: DPA

LONDRES.- Hoy es jueves de elecciones en el Reino Unido . A mediados de abril, la primera ministra Theresa May sorprendió a los británicos al adelantar las elecciones, que se esperaba tuviesen lugar en 2020, para conseguir el liderazgo popular y llevar adelante uno de los procesos más difíciles para el país en su historia moderna: el Brexit , la ruptura con la Unión Europea.

Los pronósticos están a la orden del día. Mientras que cuando anunció la convocatoria May, del Partido Conservador, disfrutaba de una buena ventaja respecto de los laboristas, la seguidilla de atentados terroristas de las últimas semanas desordenó el tablero y tiró por la borda esos números. Y eso sin contar que los resultados de lo que ocurra hoy son difíciles predecir, ya que el sistema electoral británico hace que sea muy complicado realizar pronósticos.

¿Cómo funciona este sistema?

Reino Unido tiene 650 circunscripciones electorales, tantas como escaños hay en la Cámara Baja (Cámara de los Comunes). Para conseguir una de esas bancas, los políticos tienen que conseguir la mayoría de los votos en su circunscripción. Así que el ganador se lo lleva todo en cada circunscripción. Para ganar, un partido debe conseguir 326 diputados y así lograr la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes.

Pueden darse situaciones en las que los políticos más conocidos no consigan un asiento en el Parlamento, al no lograr la victoria en sus circunscripciones. En 2015 le ocurrió al líder del partido populista de derecha y euroescéptico UKIP, Nigel Farage.

¿Es un sistema justo?

Según cada mirada. Por un lado, los candidatos tienen que convencer a los votantes por ellos mismos. Por otro, los millones de votos de los "perdedores" no sirven para nada. En 2015 los conservadores consiguieron la mayoría absoluta de los escaños con un 37 por ciento. Mientras, UKIP logró casi el 13 por ciento de los votos y sólo consiguió un asiento, y el Partido Verde también se hizo con un escaño, con sólo un 4 por ciento de los apoyos. El grupo Sociedad por la Reforma Electoral lucha desde hace años para conseguir un sistema proporcional, pero los británicos rechazaron cambiar el sistema en un referéndum en 2011. El Partido Verde también fracasó con una propuesta al respecto ante el Parlamento en 2016.

cerrar

¿A quién beneficia este sistema electoral?

Sobre todo a los grandes partidos. Pero también pueden sacar provecho algunos partidos pequeños que son fuertes en determinadas regiones. Por ejemplo, el Partido Nacional Escocés (SNP): no se presenta a las elecciones en Inglaterra, Gales ni Irlanda del Norte, pero en 2015 venció en 56 de las 59 circunscripciones de Escocia. De esa forma se convirtió en la tercera fuerza más importante del país con tan sólo un 5 por ciento de los votos.

¿Se pueden hacer predicciones a partir de las encuestas?

Las encuestas sirven más para dar una idea de las tendencias de voto que para hacer predicciones sobre mayorías, ya que muchas veces depende de circunscripciones muy disputadas. En 2005 los laboristas de Tony Blair sólo consiguieron una ventaja de tres puntos porcentuales pero lograron una cómoda ventaja parlamentaria. En 2010, sin embargo, los "tories" (conservadores) de David Cameron consiguieron siete puntos de ventaja pero les faltaron 20 escaños para la mayoría absoluta. En 2015, casi todos los expertos estaban convencidos de que ningún partido conseguiría una mayoría absoluta, pero finalmente los conservadores lo lograron.

¿Y cómo están las cosas de cara a estas elecciones?

Es difícil saberlo. En 2015 más de 100 candidatos ganaron sus escaños con una mayoría muy ajustada, así que en esas circunscripciones la cosa podría ponerse interesante. La mayor parte de los expertos sigue creyendo que ganarán May y los conservadores, aunque en las últimas semanas los laboristas de Jeremy Corbyn consiguieron avanzar.

cerrar

Agencias DPA y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas