Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ni cheques ni chequeras

Jueves 08 de junio de 2017
0

El banco DBS de Singapur decidió que su futuro y el de la industria serían digitales.

Reconocieron que si no lideraban el cambio, las cosas irían mal. A partir de ahí enfrentaron el problema: transformar una organización de 20.000 personas en un startup.

Entonces, decidieron crear un banco totalmente digital con 800.000 clientes en solamente nueve meses y trabajan con el 25 por ciento de personas comparado con un banco tradicional, y en los próximos 18 meses esa cifra llegaría sólo al 10 por ciento.

La organización desarrolló un conjunto de productos para transferencia de fondos por Asia que permitió transferir dinero en solamente tres segundos.

En un contexto donde el teléfono inteligente es el principal impulsor del cambio en la industria financiera, se estima que las ganancias de aquellos bancos que no estén preparados para el negocio digital disminuirán más de un tercio durante los próximos años, mientras que los beneficios de las compañías con visión de futuro podrán ascender alrededor de un 40 por ciento.

Por ahora los millennials tienen bajo índice de satisfacción con el sistema, en gran medida, porque el sector aún no se ha digitalizado por completo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas