Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mismo encanto nórdico

En nueva sede y con flamante carta, sabores del Báltico en San Telmo

Domingo 11 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

En su nuevo enclave en la Iglesia Nórdica de Buenos Aires, el restaurante que comandaban Nancy Sittman y Martín Varela en la Asociación Sueca de Buenos Aires del Centro Cívico de la ciudad ha aumentado su encanto instalado en una esquina de San Telmo. Mientras la gastronomía nórdica gana prestigio en varias capitales del mundo, entre nosotros este Club Sueco Restaurant la interpreta con todo respeto y autenticidad. Nancy y Martín, tras formarse en la cocina clásica, aprendieron la nórdica en el Club Danés de Retiro, y luego en el Club Sueco, con las damas de la Asociación Sueca.

Suecia, Noruega y Dinamarca comparten la riqueza marina del Atlántico Norte y el mar Báltico, con el salmón y los arenques a la cabeza, además de nuestras amadas carnes y las no menos apreciadas papas, entre otras hortalizas. El smørrebrød (sándwich abierto) de pan blanco, de centeno, y otros más típicos, es lo más fácil, sobre todo para mediodías jóvenes junto con una cerveza fresca, o ídem más un chupito de aquavit. A falta de arenques importados (aunque a punto de volver), Nancy y Martín preparan una degustación de lachas de Mar del Plata en cuatro sabores ($ 225), lo mismo con el salmón, ahumado, en gravad lax (305), etc. Entrada caliente muy de esta estación es la sopa de hongos (155), así como las jansson frestelse, plato de lo más popular de papas a la crema con cebollas y anchoas (155). Para el segundo paso, otra vez la papa, esta vez rellena con hongos frescos, queso de cabra, nueces tostadas y verdeo en emulsion de zanahorias (200). O el fårikål de cordero guisado con panceta, repollo, papines y kümmel (300) y las köttbullar, albóndigas con puré de papas, rúcula y dulce de grosellas (285), todos platos generosos y reconfortantes. Los postres de frutas son delicados y frescos y no empalagan: puré de manzana con crocante (75), tarta de arándanos (86), tarta de nuez con crema (sin harina) y la refrescante mousse helada de aquavit casero, bien logrado. Muy buen café, una costumbre bien nórdica.

Comedor confortable, de puesta clásica, el bello cuadro del puerto de Estocolmo lo preside. Un living con vidriera al jardín arbolado, donde con buen tiempo se sirve el brunch, muebles y sillones de estilo nórdico junto al piano de cola que suena en ciertas ocasiones. Los baños mantienen el estilo de la época de la construcción de la iglesia, erigida en 1945.

Puntaje: 8

Club Sueco Restaurant

Dónde: Azopardo 1428

Teléfono: 4307-3849

Otros: de lunes a viernes, mediodía y noche. Sábados, brunch, de 11 a 15. Tarjetas

El plato

Albóndigas suecas, puré de papas, rúcula y dulce de grosellas rojas y brunsas

Bebidas

Carta corta y suficiente de vinos con pocas bodegas bien elegidas. Por copa, $ 80

Comidas

Brunch, $ 600 (con bebida).Smörgåsrbord (buffet frío y caliente, $ 600, sin bebida). Mediodías: menú ejecutivo (330) y económico (220)

Actividad cultural

Cine escandinavo los terceros sábados de cada mes

Para mejorar

Arenques y aquavit de origen

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas