Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Indicaciones geográficas

Domingo 11 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Chacayes, Gualtallary y San Pablo son nombres que suenan en el mundo del vino como estilos. Para el consumidor, en cambio, este name dropping le resulta algo no del todo comprensible. Pero tienen una explicación.

Los tres lugares mencionados son Indicaciones Geográficas en formación. En pocas palabras, una IG es un lugar en el mundo cuyos vinos tienen alguna distinción: ya sea porque se elaboran con un tipo de uva, con una técnica particular o porque representan el gusto de una región. Un ejemplo: si La Consulta, en Valle de Uco, da vinos con un perfil fresco y carnoso e históricamente se los elaboró así, los productores la proponen como una IG. ¿Qué significa esto? Que nadie podrá usar la marca de uso común La Consulta si sus vinos no provienen de esa IG. La Consulta ya tiene casi una década.

El problema con las IG es que funcionan como esas muñecas rusas en las que una contiene a la otra. Así, La Consulta está dentro de otra IG que es San Carlos y dentro de otras mayores, como Valle de Uco o Mendoza. Y el productor puede elegir -según certifique un origen puntual para las uvas o le crea en el valor de una IG mayor- con cuál quiere etiquetar su vino. Claro que, cuanto más acotada es una IG y más distintos son sus vinos, más valor tiene ponerla en la etiqueta. Sería el caso actual de Paraje Altamira, una de las IG nuevas que, al menos en parte, es una segmentación de La Consulta.

¿Por qué Chacayes, Gualtallary o San Pablo se usan hoy si no están reconocidas como IG? Como es una creación de valor colectiva en la que intervienen muchos productores, apostar por ellas multiplica el valor si los vinos son buenos.

El punto difícil se presenta cuando alguna de esas IG en formación son marcas privadas. Chacayes y San Pablo, por ejemplo, firmaron convenios recientes para su uso público en un buen gesto de Bodegas Piedra Negra y Salentein, respectivamente. Gualtallary, en cambio, está en un proceso de difícil solución. Entretanto, los productores usarán la más genérica Tupungato, que la contiene.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas