Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El maestro que no tiene aula para sus alumnos

Nicolás Montenegro es docente del Centro Educativo 322 de la localidad de Puerto Ruiz, en Entre Ríos, y no tiene espacio físico para enseñar

Viernes 09 de junio de 2017 • 16:22
0

cerrar

Nicolás Montenegro se levanta a las 5 de la mañana para ir a trabajar como playero en una estación de servicio. Este empleo le permite juntar el dinero para llevar a cabo su verdadera vocación: ser docente.

Al mediodía, viaja por un camino de tierra a la localidad de Puerto Ruiz, ubicada a 8 kilómetros de Gualeguay. Allí es el único docente del Centro Educativo 322, donde da clases en la casa de una alumna a sus estudiantes, que tienen entre 14 y 80 años.

"Los estudiantes necesitan un espacio físico que sea propio, que sea una escuela, no una casa de familia", cuenta en una entrevista a LA NACION, y agrega que espera una autorización para mudar el aula a la comisaría del pueblo.

cerrar

"Ser maestro significa tener vocación, ser buen ejemplo, guiar en los procesos de aprendizaje, estar abierto a distintas miradas y siempre estar preguntándonos todo", explica el docente en una entrevista con el programa Más Despiertos. En 2015 comenzó dando clases en una iglesia y ahora está en la vivienda de una de sus alumnas. "Vamos a aprender a hacer una escuela", asegura el profesor, de 34 años.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas