Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La ballena encallada en Dock Sud sigue viva pero no pudo liberarse aún por sus propios medios

Prefectura de Dock Sud y Fauna Nacional Silvestre evalúan distintas alternativas para ayudar al cetáceo a regresar a su hábitat

Jueves 08 de junio de 2017 • 13:11
0

cerrar

La ballena sei que apareció ayer encallada a 200 metros de la costa del Río de la Plata, en Dock Sud, no pudo aprovechar la pleamar de esta mañana para ganar aguas abiertas, pero se mantiene con vida y los efectivos de Prefectura que la vigilan esperan que la liberación se produzca finalmente con el nuevo pico de creciente marítimo, previsto para las 20.

"Ayer esperábamos que alrededor de las 7 u 8, cuando el pico de agua alta se producía, el cetáceo pueda liberarse. Pero a primera hora vimos que no fue posible. Si bien el animal se desplazó varios metros, que es un buen signo de salud, no pudo liberarse. Hemos decidido estimular al animal para que pueda regresar a su hábitat", dijo el director de Fauna Nacional Silvestre, Santiago D'Alessio, en diálogo con TN.

El animal sigue la vigilancia desde la costa por parte de Prefectura y de Fauna y Flora de Nación, junto con la Fundación Cethus. "Lo que se busca es acercar las embarcaciones estratégicamente para que el ejemplar pueda sentir la presencia y el sonido de las lanchas para arriarlo hacia la costa", explicó D'Alessio.

Consultado por la salud del cetáceo, D'Alessio expresó que el animal "presenta algunos signos de deterioro en la piel" y sospechan que "ha tenido una situación de salud que generó una perdida del rumbo y una desorientación momentánea que lo llevó hasta acá".

Rubén Fernández, jefe de Prefectura de Dock Sud, le contó a Télam que "muchas veces se trata de sacarlas con redes, con cabos o con lanchas guardacostas y se tira al animal durante 8 y 10 horas hasta desencallarlo; pero una vez en aguas abiertas, resulta que el animal vuelve y se encalla de nuevo y lo único que se consiguió es maltratarlo, lastimarlo y dañarlo siendo que no iba a sobrevivir".

La Ballena sei es la menos conocida de las especies de la familia de las rorcuales, tiene entre 13 a 16 metros de largo y unas 20 toneladas de peso. Como su población fue severamente afectada por la industria ballenera, en 2008 fue clasificada en peligro de extinción y, al igual que otras grandes ballenas, están amenazadas por la contaminación química y sonora, la colisión con embarcaciones, el cambio climático, los sonares y el enmallamiento.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas