Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En hamburguesa y en ensalada: las reglas del sushi cambian, quieras o no

SEGUIR
LA NACION
Jueves 08 de junio de 2017 • 15:36
Foto: Shutterstock
0

Pedir sushi es un gusto, claro. Cuesta por lo menos el doble que un delivery de pizza y diez veces más que hacerse un plato de fideos. Pero ese que pedimos, en bandejas de plástico que los cargan aplastados, llenos de queso crema y siempre a punto de deshacerse, se parece mucho más a la comida rápida que a un manjar milenario.

Es la segunda comida más pedida en delivery, y según un estudio de PedidosYa su consumo aumentó un 40% en lo que va de 2017. En ese camino aparecieron emprendimientos que con la misma materia prima sirven versiones que abrazan a toda honra la versión express del sushi, principalmente en ensaladas y hamburguesas. ¿Es un crimen en contra de la tradición?

Una cuestión de presupuesto

La cantidad le gana a la calidad. La mayoría prefiere pedir combos grandes a piezas cuidadas que vienen de a menos. En muchos casos lo primero que se sacrifica para lograr rapidez y abaratar costos es el punto del arroz. Llegan rolls apelmazados y apenas armados, que se deshacen en los palitos.

El cliente manda

Los excesos de quesos o salsas no tienen nada que ver con el producto "original", pero lo cierto es que ningún restaurante que quiera sobrevivir puede existir sin ellas. "La identidad del sushi argentino se la fue dando la demanda del consumidor. Yo particularmente trato de hacer algo más tradicional pero la verdad es que si el cliente lo demanda lo tenés que tener", dice Quique Yafuso dueño de El Quinto y Haiku.

La era de gloria de las ensaladas

Foto: Shutterstock

Con locales a la calle y servicios que atienden pedidos por WhatsApp, copan almuerzos de oficina y hasta de colegio secundario. Las ensaladas o bowls son frescos, livianos y con los ingredientes preferidos de todos (salmón rosado, langostinos, arroz, palta y queso crema). Inspirados en el chirasi sushi japonés pero apropiados a la cultura local. Para Yafuso, algunos usan este tipo de plato para ahorrar costos ya que pueden usar pedazos del pescado que se descartan en el sushi porque no tienen lugar en las piezas tradicionales.

Para Instagram

Una lonja de sashimi es posiblemente el alimento más perfecto, pero no es tan instagrameable como un tiradito lleno de salsa de maracuyá o un roll con kilos de guacamole encima. "La gente consume por vista. La tendencia es hacer un sushi vistoso más que gustoso. Muchos tratan de reproducir el sushi nikkei (fusión peruana-japonesa) que tiene mucho de salsas y toppings pero fallan", remata Yafuso.

Claro que la hamburguesa (que apareció en diferentes lugares del mundo en los últimos años y llegó acá de la mano de GinzaSushi Line) ganan más likes que cualquiera. Pero no hay nada que cuestionarle a la innovación siempre que la materia prima y la ejecución sean buenas. El que quiera una experiencia japonesa tradicional, se las salteará, y listo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas