Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Irán confirmó que los terroristas fueron entrenados por EI

Los seis jihadistas muertos en el doble ataque de Teherán estuvieron en Siria e Irak

Viernes 09 de junio de 2017
0

TEHERÁN.- Cinco de los seis jihadistas que ayer mataron a 17 personas en ataques coordinados en el corazón de Teherán habían luchado en las filas de Estado Islámico (EI) en sus bastiones de Irak y Siria, informó ayer Irán.

Así lo señaló el ministro de Inteligencia, Mahmud Alavi, en una declaración publicada en el sitio web oficial del ministerio ilustrada con sangrientas imágenes de los cadáveres de los jihadistas, que atacaron el Parlamento y el mausoleo del fundador de la república islámica, el ayatollah Ruhollah Khomeini.

Alavi dijo que los atacantes "estaban afiliados a los grupos wahabbita y takfirí", la forma ultraconservadora del islam sunnita que se practica en Arabia Saudita, y "participaron en los crímenes de EI en Mosul y Raqqa", que fueron los principales bastiones de EI en Irak y Siria, respectivamente.

El ministro no llegó a acusar de manera explícita a Arabia Saudita por el letal ataque contra el Parlamento y el mausoleo de Khomeini, ambos sitios de gran carga simbólica para esa nación de mayoría chiita, aunque muchos en el país expresaron la sospecha de que el rival regional de Irán estaba involucrado.

Sí dijo no tener dudas del "apoyo de Arabia Saudita a los movimientos terroristas en el mundo" y expresó que "la huella" de Riad en Siria e Irak es "evidente".

En su comunicado, Alavi identificó a los cinco jihadistas con foto y nombre, pero dijo que no revelaría su apellido por motivos de seguridad y para proteger la privacidad de sus familias, con lo que pareció implicar, aunque no lo dijo de manera expresa, que eran iraníes.

El funcionario explicó que los cinco hombres habían dejado Irán para pelear junto a EI en Siria e Irak. Regresaron al país en agosto pasado, pero volvieron a escapar después de que la célula que integraban, liderada por un tal Abu Ayeshe, fue desmantelada por los órganos de seguridad iraníes.

Las fuerzas de seguridad iraníes informaron también del arresto de una mujer sospechosa para ser interrogada.

Precisamente, la Guardia Revolucionaria del país responsabilizó a Riad y también a Estados Unidos de los ataques.

Según contaron testigos, dos de los terroristas vestidos con ropa típica de la etnia baluchi entraron en el mausoleo de Khomeini con fusiles automáticos Kalashnikov con la intención de hacerse volar por los aires. Sin embargo, fueron descubiertos y se produjo un tiroteo, en el que perdió la vida un empleado del mausoleo y cinco personas resultaron heridas.

Uno de los terroristas recibió un disparo en la cabeza, relataron los testigos. El otro fue alcanzado en el cuerpo y activó las bombas que llevaba consigo, muriendo en la detonación. En el Parlamento entraron cuatro hombres armados y tomaron rehenes. En el incidente, que duró varias horas, murieron todos los atacantes.

Se cree que los terroristas podrían proceder de la provincia de Sistán y Baluchistán, en el sudeste del país, donde milicias sunnitas de traficantes de droga y del grupo rebelde Jundullah se enfrentan a la Guardia Revolucionaria iraní en la frontera entre Paquistán y Afganistán.

Mientras tanto, en el Parlamento y el mausoleo se reforzaron ayer las medidas de seguridad. También en las mayores plazas de la capital se veían más policías de lo habitual y casi todas las estaciones de metro en el centro de la ciudad eran vigiladas por al menos dos policías armados. Las calles de la capital, normalmente llenas de gente, se veían ayer relativamente vacías.

Por otro lado, el canciller iraní, Jawad Zarif, consideró ayer "repugnante" el comunicado de la Casa Blanca sobre lo ocurrido, que señalaba que "los Estados que patrocinan el terrorismo se arriesgan a ser víctimas del mal que promueven".

Zarif dijo que "el pueblo iraní rechaza ese tipo de declaraciones de amistad de Estados Unidos".

Después de los de Bagdad, Kabul y Londres, el doble atentado de Teherán es el cuarto ataque de magnitud que fue reivindicado por EI desde que comenzó el mes sagrado de ayuno musulmán, el Ramadán.

Agencias Reuters y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas