Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Guillermo Jaim Etcheverry, un referente de la educación que mereció la Pluma de Honor

La academia señaló al especialista como "un modelo a seguir" y resaltó también su reconocimiento dentro y fuera del país

SEGUIR
LA NACION
Viernes 09 de junio de 2017
Jaim Etcheverry, ayer, con Ruiz Guiñazú y Sábat
Jaim Etcheverry, ayer, con Ruiz Guiñazú y Sábat. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri
0

"Es crucial que los periodistas cuenten con una formación lo suficientemente amplia y cuidada como para poder ayudar a sus interlocutores a comprender y a comprenderse. Quiéranlo o no, son maestros." El médico, docente e investigador Guillermo Jaim Etcheverry hizo una lúcida exposición sobre la influencia que ejerce la actividad periodística en la educación al recibir la Pluma de Honor otorgada por la Academia Nacional de Periodismo. Fue ayer, en la Biblioteca Nacional, donde esa academia tiene su sede.

En otros tramos de su mensaje Jaim Etcheverry aseveró que "la labor docente" de periodistas y responsables de la comunicación cobra mayor relevancia "porque al dirigirse a los demás se transforman en ejemplos como lo son los padres y los maestros". Y denunció una "actitud chabacana, grosera y agresiva" que adoptan en los medios "incluso aquellos que poseen una buena formación intelectual".

Lo escuchaban admirados desde el estrado el presidente de esa academia, Hermenegildo Sábat, y sus dos vicepresidentes, Magdalena Ruiz Guiñazú y Lauro Laiño. Entre los presentes estaban los titulares de las academias de Artes y Ciencias, Jorge Di Nucci, y de Ciencias de Buenos Aires, Juan Carlos Ferreri; y los intelectuales Roberto Elissalde, Natalio Botana, Héctor D'Amico, Alejandro Katz, Jorge Rouillon y Hugo Becaccecce. En representación del director de la Biblioteca Nacional asistió Ezequiel Martínez, director de Cultura de la casa.

Jaim Etcheverry es doctor en Medicina y se dedicó en forma exclusiva a la docencia y la investigación en el campo de la neurobiología. Fue investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), ocupó todas las posiciones docentes en el Departamento de Biología Celular e Histología de la Facultad de Medicina de la UBA, de la que fue decano y luego, entre 2002 y 2006, rector.

Entre otras distinciones, obtuvo la beca Guggenheim y recibió la medalla de oro de la Sociedad de Estímulo al Progreso de Francia, república de la que también fue designado Caballero de la Orden de las Palmas académicas. Escribió numerosos artículos de difusión científica y educación, muchos de ellos publicados en LA NACION.

En 1999 publicó La tragedia educativa, que recibió el premio al mejor libro de educación del año otorgado por las X Jornadas Internacionales de Educación. Es editor de publicaciones nacionales e internacionales y miembro de las academias de Ciencias Médicas de Córdoba, Nacional de Educación, Nacional de Ciencias de Buenos Aires y de la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación.

"La Pluma de Honor que la Academia Nacional de Periodismo le concede es un pequeño homenaje a la extensa vitrina de distinciones recibidas, pero con la seguridad de que sus colegas periodistas se solidarizan con su apasionada búsqueda de igualdad social y su enriquecimiento a través de la educación y por ende de la cultura", dijo Sábat al presentar al homenajeado, a quien describió como un "coleccionista de reconocimientos dentro y fuera del país" y un "obseso por la forma que se debe usar para educar". El presidente de la Academia de Periodismo también destacó que, no obstante los cambios tecnológicos, "la importancia de la esencia moral del periodismo permanece intacta e intensa", y señaló a quienes reciben la Pluma de Honor como "modelos a seguir en cada una de las tareas que han honrado con humildad y generosa tenacidad". Así se refirió a Julio María Sanguinetti, Joaquín Salvador Lavado (Quino), Santiago Kovadloff, Norma Morandini, Bartolomé Mitre, Beatriz Sarlo, Carlos Fayt, Rodolfo Terragno y Natalio Botana, acreedores de la distinción desde 2008, cuando fue creada.

El periodista José Ignacio López, secretario de la Academia de Periodismo y moderador del acto, compartió con los presentes que el Gobierno había comunicado que en breve las academias nacionales volverán a funcionar en el ámbito del Ministerio de Educación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas