Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para el BCRA, es una buena señal, pero que aún no modifica sus planes

Aun con el dato de ayer, para cumplir su meta necesita un IPC del 0,8% mensual hasta fin de año

SEGUIR
LA NACION
Viernes 09 de junio de 2017
0

El dato de inflación de mayo sorprendió también ayer gratamente a las autoridades del Banco Central (BCRA), aunque, hasta ahora, no alteró sus planes.

Tomando como máxima aquello de "una golondrina no hace verano", si algo pretende el presidente de ese organismo, Federico Sturzenegger, es no volver a pecar de confianza como lo hiciera a inicios del año, cuando subestimó -como admitió en público- el rebrote infacionario que siguió a la nueva tanta de alzas de tarifas.

Para el BCRA, es una buena señal, pero que aún no modifica sus planes
Para el BCRA, es una buena señal, pero que aún no modifica sus planes. Foto: Archivo

Lo más positivo es que el mes pasado todos los rubros del IPC mostraron menores alzas que en febrero, marzo y abril. Allí estuvo la clave para una tasa anualizada que el BCRA imaginaba en el 25% y terminó ubicándose en el 24%, aunque para ello influyó mucho la elevada base de comparación (en mayo de 2016 todavía incidían los aumentos en boletos de trenes y colectivos dispuestos por el Gobierno un mes antes). "La desaceleración interanual se sostendrá dos meses más hasta que se estabilice la base de comparación anual", advirtió Melisa Sala, de la consultora LCG.

También fue positiva la fuerte desaceleración de la inflación núcleo (1,6%, y venía de un pico de 2,3% en abril y 1,8% en los 4 meses previos del año), aunque aún desborda los niveles necesarios para hacer alcanzable la meta de un máximo del 17% anual.

Por lo pronto, en el BCRA no pierden la esperanza en alcanzarla. Ayer, consultados sobre si el dato de mayo podría hacerlos revisar sus planes de tasas altas, remitieron a las definiciones que dió Sturzenegger esta semana en el Congreso del IAEF. "Nos mantendremos firmes con la tasa de política monetaria hasta que las inflaciones mensuales consoliden una clara senda descendente", anticipó. Eso no quiere decir que no haya cambios en las tasas. En especial, en la tasa de referencia, ubicada en 26,25% a 7 días, dado que mejoró en terminos reales al quitarle la Ciudad de Buenos Aires la carga de Ingresos Brutos.

Pero la idea es no relajarse. No hay lugar. Después de todo, para que la inflación converja hacia la meta pautada por el BCRA, tomando el IPC GBA como base, se necesita una inflación del 0,8% mensual en los 7 meses que restan del año.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas