Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Elecciones en el Reino Unido: debilitada, Theresa May intentará formar gobierno en minoría para "cumplir la promesa del Brexit"

La primera ministra se reunió durante 15 minutos con la Reina para cumplir con la formalidad de pedir su permiso para formar gobierno

Viernes 09 de junio de 2017 • 07:01
La primera ministra Theresa May deja Downing Street rumbo al Palacio de Buckingham, donde se reunirá con la reina Isabel II
La primera ministra Theresa May deja Downing Street rumbo al Palacio de Buckingham, donde se reunirá con la reina Isabel II. Foto: Reuters / Hannah McKay
0

LONDRES.- La primera ministra Theresa May ignoró los pedidos de renuncia del laborismo, después de que el Partido Conservador perdiera la mayoría parlamentaria en las elecciones de ayer en el Reino Unido, y consiguió formalmente por parte de la reina Isabel II permiso para formar gobierno esta mañana.

"Acabo de ver a su majestad la Reina y ahora formaré gobierno, un gobierno que pueda proporcionar certezas y conducir a Reino Unido hacia adelante en este momento crítico para nuestro país", dijo May frente a la de sede del Gobierno, en Downing Street, al término de un encuentro de 15 minutos con Isabel II.

La premier confirmó que buscará formar gobierno en minoría, con el apoyo de los unionistas de Irlanda del Norte, para "cumplir la promesa del Brexit" y "mantener nuestra nación segura, concretando el cambio que empecé después de los aterradores ataques en Manchester y Londres - luchando contra la ideología del extremismo islamista y contra todos aquellos que la apoyan".

cerrar

"Este gobierno guiará al país a través de las cruciales negociaciones del Brexit que comienzan en apenas 10 días y cumplirá con la voluntad del pueblo británico de sacar al Reino Unido de la Unión Europea", dijo.

"El gobierno que lidero pondrá la justicia y la oportunidad en el corazón de todo lo que hacemos, para que cumplir juntos la promesa del Brexit y - en los próximos cinco años - construir un país en el que ninguna persona y ninguna comunidad se quede atrás. Un país en el cual la prosperidad y la oportunidad se comparten a través de este Reino Unido", dijo en su breve discurso.

Debilitada, May podría apoyarse en el Partido Unionista Democrático (DUP), aliado tradicional, cuyos 10 diputados, sumados a los 318 de los conservadores, sumarían 328. Cualquier partido debe obtener 326 escaños en el Parlamento para tener la mayoría absoluta.

Con el escrutinio de los votos casi finalizado, los conservadores consiguieron 316 escaños, lo que le significa una pérdida de 14 bancas. Con 330 escaños, los tories gobernaban, hasta ayer, en mayoría.

Los laboristas de Jeremy Corbyn lograrían 261 asientos, 31 más que hasta ahora, un verdadero triunfo para el principal partido de la oposición. Y el Partido Nacional Escocés (SNP) conseguiría 35, lo que supone una fuerte caída frente a los 56 que tenía antes de las elecciones.

Foto: AFP

Gobierno en minoría

Ante estos resultados, en los que ningún partido obtuvo el número "ganador" -suficiente para que un gobierno presente a votación nuevas leyes sin posibilidad de ser derrotado-, se presenta un escenario de hung parliament (parlamento colgado), al menos hasta que May consiga formar un gobierno de coalición.

A las 12.30 (8.30 en la Argentina), May cumplirá con la formalidad de acudir al palacio de Buckingham a buscar el permiso de la reina Isabel II para formar gobierno, esta vez, en minoría.

Tras las negociaciones pertinentes, May se someterá a una moción de confianza en el Parlamento. En caso de no poder formar gobierno o de no superar esa moción de confianza, May podría presentar su dimisión y la reina invitaría entonces al líder del primer partido de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, a formar gobierno.

El sorpresivo resultado electoral y la perspectiva de que la Unión Europea pueda tener como interlocutor a un dubitativo gobierno británico planteó enormes dudas sobre las negociaciones del Brexit, que está previsto que arranquen en 10 días. La libra perdió más de tres centavos frente al dólar.

"Catastrófico"

May fue elegida por el Partido Conservador tras el Brexit para suceder al renunciante David Cameron, en julio de 2016. Tenía en sus manos la responsabilidad de guiar al país fuera de la Unión Europea, en cumplimiento con la voluntad popular. Adelantó las elecciones de 2020 para supuestamente consolidar su liderazgo, pero perdió. Los conservadores ganaron las elecciones, pero perdieron la mayoría absoluta.

La conservadora no dio el brazo a torcer y dijo que sólo los conservadores son capaces de garantizar la estabilidad que necesita el Reino Unido en tiempos difíciles.

"El país necesita un período de estabilidad y cualquiera sean los resultados, el Partido Conservador garantizará que podamos cumplir esa tarea de asegurar la estabilidad", dijo May anoche.

Sin embargo, incluso figuras de su partido, como la ex ministra Anna Soubry, consideraron que May debía pensar en una renuncia debido a que se "encuentra en una situación muy difícil".

El ex ministro de Finanzas conservador George Osborne dijo que "es totalmente catastrófico para los conservadores y para Theresa May".

La primera ministra disponía de una mayoría de 17 escaños en el Parlamento y había convocado los comicios con la intención de tener una mayoría más amplia para negociar en posición de fuerza la salida de la Unión Europea. Ahora, al perder la mayoría, la jefa del gobierno conservador no sólo perdió la apuesta de reforzar su autoridad, sino que sembró incertidumbre sobre su capacidad para imponerse en las discusiones con Bruselas, que deben empezar dentro de diez días.

"Llamó a elecciones anticipadas para lograr respaldo político, confianza y mandato. Pero ha conseguido todo lo contrario y eso es suficiente para que se vaya", dijo el laborista Corbyn al pedir públicamente la renuncia de May.

Un trabajador de Westminster limpia Downing Street a la altura de la residencia oficial de la primera ministra Theresa May; todos los ojos están puestos en qué pasará tras las elecciones
Un trabajador de Westminster limpia Downing Street a la altura de la residencia oficial de la primera ministra Theresa May; todos los ojos están puestos en qué pasará tras las elecciones. Foto: AFP / Adrian Dennis

Agencias AFP, AP y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas