Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Google vendió su empresa de robots avanzados, Boston Dynamics

La compra Softbank, el gigante japonés que también es dueño de ARM, la firma que diseña los chips de la mayoría de los smartphones

Viernes 09 de junio de 2017 • 10:12
0
Atlas, el humanoide más famoso de Boston Dynamics
Atlas, el humanoide más famoso de Boston Dynamics. Foto: Gentileza Boston Dynamics

El gigante japonés Softbank anunció que comprará a Boston Dynamics y a Schaft, las dos empresas especializadas en robots propiedad de Alphabet (la empresa madre de Google) para mejorar su posición en el siempre creciente segmento de la robótica, tanto para manufactura como para uso hogareño.

Se desconoce cuánto pagó por ambas compañías, pero Google hace tiempo que quiere desprenderse de ellas: aunque la capacidad de los robots es innegable (o al menos, eso sugieren los videos que la compañía publica en forma periódica), todavía no encontró una aplicación comercial satisfactoria; Boston Dynamics nació como proveedor del Ejército estadounidense, pero la intención de Google cuando la compró en 2013 era llevar sus desarrollos al terreno civil.

Handle, el más reciente robot de Boston Dynamics

cerrar

Softbank ya fabrica el simpático robot Pepper, y es la compañía que el año pasado pagó 32.000 millones de dólares por ARM, la firma inglesa que hace el diseño base de los procesadores que usan casi todos los smartphones modernos. Hasta 2016 era la dueña de Supercell, el estudio finlandés detrás de Clash Royale y Clash of Clans; vendió su participación mayoritaria en la empresa por 8600 millones de dólares.

Pepper, el robot amigable de Softbank
Pepper, el robot amigable de Softbank. Foto: Archivo

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas