Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cinco razones para entender el revés de Theresa May en las elecciones

La primera ministra británica convocó a comicios anticipados para reforzar su autoridad de cara a las negociaciones con la Unión Europea por el Brexit, pero perdió la mayoría

Viernes 09 de junio de 2017 • 11:25
0
En palabras de varios diputados conservadores, la primera ministra Theresa May hizo una campaña "catastrófica"
En palabras de varios diputados conservadores, la primera ministra Theresa May hizo una campaña "catastrófica". Foto: Reuters / Stefan Wermuth

LONDRES.- En palabras de varios diputados conservadores, la primera ministra británica Theresa May hizo una campaña "catastrófica". Y hay varias razones que explican por qué y cómo se dio este resultado: 318 bancas para el Partido Conservador y 261 para el laborismo, lo que significa que May deberá contar con el apoyo de los diez diputados de Unionistas de Irlanda del Norte (DUP) para tener mayoría y formar gobierno.

1. El pecado original

May debería haber desconfiado cuando convocó a estas elecciones anticipadas en abril, tres años antes de la fecha prevista. Sobre todo, después de haberse comprometido a no hacerlo. Es cierto que en ese momento todos los indicadores eran positivos y que los sondeos pronosticaban una gran victoria sobre los laboristas, pero la historia ha demostrado que puede ser peligroso.

Los conservadores británicos ya habían convocado a elecciones anticipadas en 1974 y habían perdido contra el Partido Laborista. Sin ir más lejos, el predecesor de May, David Cameron, estaba convencido de que ganaría el SÍ en el referéndum sobre la salida de la Unión Europea que impulsó en 2016. Y tuvo que renunciar cuando se impuso el NO, el Brexit.

2. Un giro dramático

La plataforma electoral de los conservadores incluía una medida muy impopular sobre la financiación de los tratamientos médicos de las personas mayores, el Dementia Tax. La indignación fue inmediata y May tuvo que dar un giro dramático cuatro días después. Pero el mal estaba hecho: la primera ministra fue acusada de cambiar de opinión y cayó en los sondeos.

"Theresa May ha echado a perder su campaña, y me quedo corta. El mensaje que transmitió fue lamentable y el giro sobre los tratamientos de las personas mayores [fue] catastrófico", comentó la diputada conservadora Ann Soubry, quien fue reelegida por escaso margen.

3. Atentados y austeridad

Los tres atentados terroristas que tuvieron lugar en el Reino Unido desde marzo hicieron que el centro de la campaña electoral fuera la seguridad. Tradicionalmente, la postura de los conservadores respecto de este tema es su punto fuerte, pero los laboristas supieron poner el acento en la política de austeridad y en los recortes presupuestarios de "la derecha", que redujo la cantidad de agentes policiales en 20.000 en seis años.

Pese al perfil pacifista de su líder, Jeremy Corbyn, el Partido Laborista anunció que crearía 10.000 nuevos puestos de policía.

4. No a los debates

Desde el inicio de la campaña, May anunció que se negaba a participar en debates televisivos y se limitó a responder dos sesiones de preguntas con un periodista y el público. La oposición aprovechó la ocasión para cargar contra su "falta de agallas" y su "debilidad".

Hubo un debate que reunió prácticamente a todos los líderes de los principales partidos y en el que May fue atacada por todos los flancos, sin poder responder. Para justificarse, la primera ministra explicó que prefería "dialogar con los electores".

5. Falta de "calidez"

May participó de reuniones chicas, con poca gente, mientras que su rival Jeremy Corbyn reunía a miles de personas. Hubo electores que señalaron su "frialdad" y su "falta de empatía".

Agencia AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas