Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gavel, el ovejero alemán que fracasó como policía por ser demasiado cariñoso

El animal ahora vive en la gobernación de un estado australiano y cumple tareas protocolares

Viernes 09 de junio de 2017 • 10:46
Gavel, el policía demasiado tierno
Gavel, el policía demasiado tierno. Foto: BBC
0

Gavel fracasó como policía. Es demasiado tierno. Sin embargo, la historia de este ovejero alemán termina bien. Tras ser expulsado de la fuerza -entre otras cosas porque pasaba mucho tiempo panza arriba reclamando cariño- fue adoptado por la gobernación de su estado y ahora ocupa un importante puesto protocolar.

La curiosa historia tiene lugar en el estado de Queensland, en Australia. Allí, el cariñoso perro era entrenado para colaborar en operativos de seguridad o detectar narcóticos. Sin embargo, él prefería ser acariciado y mover la cola ante los extraños.

"No mostraba la aptitud necesaria", explicaron los resposables policiales que decidieron darlo de baja, según publicó la BBC.

Días después, Gavel fue adoptado por los empleados de la gobernación, y ahora el animal participa de distintos eventos sociales, recibe a los visitantes y hasta participa de algunas reuniones oficiales del gobernador, que suele publicar fotos con el perro en las redes sociales.

El gobernador de Queensland y su esposa, con Gavel
El gobernador de Queensland y su esposa, con Gavel. Foto: BBC
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas