Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Argentina-Brasil. Los puntajes de la selección: Mercado, el todoterreno que también hace goles, fue la figura

La selección le ganó 1-0 a Brasil en Melbourne, en el debut de Jorge Sampaoli como entrenador del equipo; aquí, un repaso de las actuaciones individuales

Viernes 09 de junio de 2017 • 11:37
SEGUIR
LA NACION
0
La formación inicial de Argentina ante Brasil
La formación inicial de Argentina ante Brasil. Foto: LA NACION / Rodrigo Néspolo

MELBOURNE.- Bien lejos del país, en la versión australiana del clásico con Brasil, la selección argentina inició un nuevo ciclo, ahora bajo la impronta de Jorge Sampaoli. Y lo hizo con una victoria por 1 a 0, ajustada en el desarrollo y el resultado, que sentó las bases para la etapa que comienza y que tiene como objetivo inmediato conseguir la clasificación al Mundial de Rusia. Aquí, el análisis individual de los rendimientos argentinos (esquema 3-4-2-1).

Sergio Romero (6): le toca interpretar un nuevo papel porque Sampaoli pretende asegurar la posesión de la pelota desde el arco propio. Cuando pudo buscó a los compañeros y cuando no, terminó lanzando pelotazos. Le sacó un remate peligroso a Coutinho y después los palos lo salvaron dos veces en la misma jugada.

Nicolás Otamendi (6): fue agresivo en la marca, lo que pretende el DT para una línea de tres defensores. Con esa fiereza ganó varios duelos individuales, pero sufrió cuando tuvo que salir lejos a cortar: en carrera se nota su lentitud. Salvó un gol con un gran cierre a Coutinho en el primer tiempo y ganó siempre en el juego áereo, incluso en el área rival: fue suyo el cabezazo que terminó en el gol de Mercado después del rebote en el palo. Golpeó en la cara a Gabriel Jesús al final, su compañero en Manchester City.

Jonatan Maidana (5): le tocó lidiar con Gabriel Jesús, el mejor jugador de Brasil, y por momentos la pasó mal. El delantero salía del área para rebotar la pelota de espalda y el defensor de River no tenía cómo frenarlo. Así nacieron buenas jugadas de ataque de Brasil. Por arriba, Maidana sí pudo imponerse.

Gabriel Mercado (7): fue el mejor de Argentina. Jugó como “central marcador” (así lo define el DT) por izquierda y como lateral derecho cuando entró Tagliafico. Tuvo confianza para pasar romper con algunos ataques en el primer tiempo. Siguió exprimiendo su veta goleadora al tocar la pelota con el arco vacío sobre el final del primer tiempo. Sólido atrás y con confianza, está claro que tiene un puesto asegurado.

José Luis Gómez (4): el joven de 23 años debutó tímidamente en la selección. Solo una vez llegó hasta el fondo con pelota dominada, en una jugada que no prosperó. Casi no se encontró con Messi, una de sus premisas. Cuando el equippo empezó a pasarlo mal, fue reemplazado por Tagliafico.

Éver Banega (5): se involucró en la salida, lo que le pide Sampaoli. Pidió la pelota y la movió, sobre todo para los costados: le costó encontrar a Messi y Dybala, con los que debe conectar. Después fue superado por un mediocampo rival que presionó y ganó la posesión.

Lucas Biglia (6): suele estar bien ubicado y tomar decisiones simples, dos virtudes de un volante central. Fue el que más resistió el avance de Brasil en el segundo tiempo. Se corrió a la derecha cuando ingresó Guido Rodríguez.

El festejo de Mercado tras su gol
El festejo de Mercado tras su gol. Foto: LA NACION / Rodrigo Néspolo

Ángel Di María (6): si acelera, su cambio de ritmo hace diferencia. En el primer tiempo estrelló un remate en el palo y complicó con su velocidad. También bajó a ocupar la posición de lateral cuando atacaba Brasil. Como todos, en el segundo tiempo perdió más de lo que ganó.

Lionel Messi (4):al principio se activó para presionar y pareció que iba a estar enchufado, pero fue un espejismo. No tuvo ese pique corto que lo hace único ni se impuso con sus gambetas, como si el comienzo de las vacaciones ya le pasara factura. Como siempre, prefirió seguir hasta el final, y en el cierre hizo dos o tres controles que le dieron aire al equipo. No jugará ante Singapur.

Paulo Dybala (4): un pase delicioso a Di María con el revés de su pie zurdo fue lo mejor que hizo. Le sobró voluntad para ofrecerse y gambetear, pero casi siempre perdió ante la maraña de volantes que tuvo Brasil. Un remate desviado después de una combinación con Messi fue lo único destacado de la naciente sociedad. Tiene mucho margen de mejora.

Gonzalo Higuaín (3): lento, algo separado de sus compañeros, fue una referencia que Thiago Silva y Gil controlaron sin problemas. Sampaoli le agradeció el esfuerzo de haber venido aquí después de perder la final de la Champions con Juventus. Salió en el entretiempo y tampoco irá a Singapur: empieza su descanso después de una gran temporada.

Ingresaron

Joaquín Correa (6): ingresó por Higuaín en el comiennzo del segundo tiempo. Con confianza, evidenció que también puede ser 9. Sampaoli lo utilizaba en esa posición en Sevilla. Le ganó por vivo varias veces a los corpulentos centrales. Sin ser brillante, su mérito fue arreglárselas en el peor momento del equipo.

Nicolás Tagliafico (5): ingresó por Gómez para jugar como lateral izquierdo, justo por donde atacaba Willian. El defensor de Independiente es veloz, pero el rival le demostró que no tanto como él. Pasó al ataque en un par de jugadas y hasta en una ocasión trazó una diagonal al área esperando un pase que nunca llegó. Vale su actitud.

No fueron calificados por jugar menos de 30 minutos: Guido Rodríguez, Emanuel Mammana y Manuel Lanzini. Los tres, igual que Gómez, Tagliafico y Correa, debutaron en la selección mayor.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas