Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Empresas alemanas elogiaron los cambios, pero piden reformas

Tras la visita de Merkel, exigen menos burocracia y mayor competitividad

SEGUIR
LA NACION
Sábado 10 de junio de 2017
0

Las empresas alemanas plantearon la necesidad de rever las escasas inversiones nuevas de empresas argentinas, el alto grado de burocracia en el comercio exterior, la poca transparencia en las licencias no automáticas para importación, la falta de diversificación de la matriz energética y la ineficiencia en la infraestructura del país. Así lo reflejaron en el documento "Propuestas para el Desarrollo de las relaciones económicas argentino-alemanas" que recibió ayer la canciller Ángela Merkel en su visita a la Argentina.

En el informe, preparado por la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana (AHK), se destacó que "a pesar del aún difícil entorno económico y los desafíos existentes -por ejemplo, la alta carga fiscal y los elevados costos extrasalariales- las empresas alemanas siguen convencidas del alto potencial argentino".

"El regreso de la Argentina al escenario internacional representa tanto un desafío como una oportunidad. Algunos sectores de la industria argentina se encuentran en una situación de atraso o son poco competitivos. En este marco, las empresas alemanas son un importante socio y pueden contribuir al desarrollo sostenible del país y a una integración exitosa de la Argentina en la economía global a futuro, a través de transferencias de tecnología y conocimiento", expresaron el presidente y la directora de la AHK Argentina, Pablo Di Si y Bárbara Konner.

Ante este panorama, elaboraron un diagnóstico para potenciar las relaciones económicas bilaterales:

Diversificar la matriz energética, ampliar y renovar la red eléctrica y, en particular, las fuentes de financiación para proyectos de energías renovales y de eficiencia energética.

Mejorar en el corto y mediano plazo la infraestructura construyendo rutas, optimizar las redes ferroviarias, modernizar la aduana, adecuar los impuestos sobre los fletes de transporte internacional a las normas actuales y mejorar el canal de acceso al puerto porteño.

Aumentar las inversiones nuevas de empresas argentinas, dejar atrás el estancamiento en materia de innovación para aumentar la productividad y reducir el riesgo cambiario y la tasa de interés para créditos en pesos.

Digitalizar al sector público y al privado utilizando la industria 4.0, extendiendo todo el potencial de la tecnología que ya aprovecha el sector del agro.

Agilizar o eliminar el doble control de calidad en el país de origen y de destino en el área de la tecnología médica, dado el estado "ineficiente y atrasado" de la salud pública respecto de la privada.

Aumentar el uso de la biomasa como base de materia prima y fuente de energía.

Mejorar el deficiente sistema de protección intelectual, basado en la ausencia de un régimen de protección de datos para fomentar la industria química y farmacéutica.

Establecer un acuerdo comercial dentro del Mercosur y entre este bloque comercial y la Unión Europea para la integración de las cadenas de producción en el sector automotriz y extender el beneficio impositivo para autos eléctricos a los importadores.

Permitir la presentación del Courier en forma electrónica y por anticipado la documentación.

Eliminar la poca transparencia de los motivos por los cuales las posiciones arancelarias caen bajo un régimen de licencia no automática y los cambios entre éstas y las licencias automáticas sin previo aviso.

En cuanto al diagnóstico económico, el paper indica que "comienza la recuperación de la Argentina, ya que las importaciones y las inversiones arrancan y que en el segundo semestre también debería empezar la recuperación del consumo.

El informe elogió las medidas adoptadas en los primeros meses para liberalizar el comercio exterior, unificar el mercado cambiario, bajar las retenciones a las exportaciones, acordar con los acreedores privados en default desde 2001 y fijar metas de inflación a través de un Banco Central independiente. A la vez, marca el desafío de la elevada inflación, de reducir "el aparato estatal" y combatir el atraso cambiario.

Entre los sectores en auge, el informe destacó la suba de exportaciones del trigo, la carne y otros alimentos, el plan de mejora de la infraestructura, las condiciones naturales para generar energía renovable y ecológica y la "esperanza" del shale gas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas