Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Allanan JBS, la empresa que acorrala al presidente

Está acusada de haber sacado ganancias con un escándalo de corrupción

Sábado 10 de junio de 2017
0

SAN PABLO.- La policía federal brasileña allanó ayer la sede de la empresa JBS, implicada en un escándalo de corrupción que tiene contra las cuerdas al presidente Michel Temer , en busca de pruebas en una investigación sobre uso de información privilegiada en operaciones bursátiles y de cambio.

La empresa JBS, el mayor procesador de carne vacuna del mundo, está acusada de haber comprado una gran cantidad de dólares y de haber vendido muchas de sus acciones en los días previos a que estallara en abril pasado un escándalo provocado por ellos mismos por sus acusaciones con grabaciones ocultas de diálogos con Temer.

La empresa obtuvo enormes ganancias con las operaciones que realizó en el mercado cambiario y bursátil antes de que el escándalo que sacudió al gobierno brasileño provocara fuertes turbulencias en los mercados.

Los propietarios de JBS confesaron en el marco de un acuerdo de delación premiada con la justicia que en los últimos años pagaron coimas por 600 millones de reales (unos 187,5 millones de dólares) a 1829 políticos de 28 partidos, a cambio de favores en sus negocios.

cerrar

Los hermanos Joesley y Wesley Batista, controladores del frigorífico y que fueron autorizados a viajar en Nueva York por supuestos motivos de seguridad, dijeron haberle pagado sobornos tanto a Temer como a los entonces presidentes Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Como parte de su acuerdo con la justicia, le entregaron a la fiscalía una grabación en la que Wesley Batista relata varias de sus corruptelas en una conversación privada con el presidente Temer en la que parece avalar los pagos.

Las acusaciones justificaron la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF) de abrirle una investigación al jefe de Estado por los supuestos delitos de corrupción, obstrucción a la justicia y asociación para delinquir, que amenaza su mandato.

La policía federal explicó en su comunicado que el allanamiento de ayer en la sede de JBS tiene por objetivo investigar el "uso de informaciones privilegiadas en el mercado financiero.

"La investigación intenta esclarecer dos eventos: la venta de acciones de JBS en la bolsa de valores por parte de su controladora a finales de abril, en el período concomitante a un programa de recompra de acciones de la empresa; y las compras de contratos futuros de dólar en la bolsa de futuros y de dólares en efectivo entre fines de abril y mediados de mayo", dice la nota. Según la policía, en caso de que se compruebe su culpabilidad, los investigados podrán ser condenados a penas de entre uno y cinco años de prisión y al pago de multas por un valor tres veces superior al de la ganancia obtenida por crímenes financieros.

El allanamiento de San Pablo fue realizado en coordinación con la Comisión de Valores Mobiliarios (CMV), el órgano regulador del mercado bursátil en Brasil que tiene abiertas nueve investigaciones contra JBS.

Apuesta por la continuidad

El ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, señaló ayer en París que confía en la continuidad de la administración del presidente Michel Temer, que afronta acusaciones de corrupción que podrían anular su mandato.

"Mi hipótesis de trabajo es una continuidad de la administración del presidente", señaló Meirelles en la capital francesa, donde disertó en el marco de un foro latinoamericano que fue organizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"La expectativa de los mercados es que no haya ninguna discontinuidad en la política económica", sostuvo el ministro.

Agencias Reuters y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas