Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hindú lo dio vuelta con su juego y con el invencible Senillosa

Cerca de cumplir 40 años y tras superar una seria lesión, el centro empujó la reacción frente a CASI, que le había sacado 22 puntos

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 11 de junio de 2017
Foto: LA NACION
0

Mayo de 1996. Hindú goleaba a Banco Hipotecario por 119 a 12. Un tal Hernán Senillosa hacía su debut en la primera y marcaba cuatro tries en un año bisagra para los de Don Torcuato, que conquistarían el primer título de su historia. En ese mismo mes, nacía Carlos Repetto.

Pasaron 21 años y el Chori sigue vigente como nunca: recuperado de una lesión, jugó su primer partido del año en el URBA Top 12 y marcó dos tries en el enorme triunfo de Hindú ante CASI, por 32 a 29, en la Catedral. Lo acompañó un joven segunda línea, que con 21 años es una de las caras del recambio generacional. Se llama Carlos Repetto.

Muchos temieron que la fractura de tibia y peroné que sufrió en septiembre de 2016, ante Belgrano, sería la despedida del ex Puma (mundialista en 2007). Todo lo contrario. "Por ahí, si no tenía esa lesión dejaba de jugar. Siempre dije que no me iba a retirar por una lesión, sino cuando yo quisiera. Me hizo jugar un año más", recuerda Senillosa, sonriente.

Ya rehabilitado, arrancó en el Nacional de Clubes pero padeció una serie de desgarros musculares. "Ahora me estoy sintiendo mejor. Espero que no vengan más lesiones", desea el Chori, que apoyó 230 tries en 328 partidos con Hindú. Es el cuarto jugador en partidos jugados en la historia del club.

Al estilo Dr Jekyll y Mr Hyde, en Hindú parecieran convivir dos personalidades. Una se vio en la primera mitad y es todo lo que no quieren ser: especulador, indisciplinado, permeable en defensa y predecible con la pelota. CASI le hizo precio y en el descanso lo dejó a 22 puntos.

"Entramos dormidos, a ver qué pasaba. Ellos salieron muy concentrados y nos presionaron mucho", analiza Senillosa. El local, un equipo de jóvenes talentosos, lo doblegó con la calidad en la conducción de Ignacio Rodríguez Muedra y los tries de Ignacio Macedo.

Todo cambió en el complemento. Los de Don Torcuato se parecieron al club que reina en la URBA hace una década. "Dimos vuelta la página y arrancamos de cero", resume Senillosa, que marcó un try apenas iniciado el segundo tiempo.

Hindú pisó el acelerador y pasó al frente por 29 a 22 con tries de Santiago Mourin, Gonzalo Delguy, Nicolás Leiva y Senillosa. A tres minutos del final, CASI igualó con un kick cruzado de Rodríguez Muedra que fue a parar a las manos de Jerónimo Solveyra. Y cuando el partido se moría, Francisco Mateu clavó un drop que sentenció el encuentro.

Senillosa cumplirá 40 años el 1 de octubre. Su caso es un ejemplo perfecto de pasión por el juego, talento y compromiso. "El día que me vean y digan: ?uy, ¿qué hace este pibe?", yo solo voy a dar un paso al costado. No hay nada más lindo que entrar a una cancha de rugby". Sin fecha de vencimiento.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas