Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una pareja secuestrada murió al chocar el vehículo de los captores

Un matrimonio de jubilados fue raptado en Temperley cuando llegaba anoche a la casa de un familiar; el automóvil de los delincuentes impactó contra un árbol tras ser perseguido por varios patrulleros

Domingo 11 de junio de 2017
0
Los patrulleros persiguieron a los secuestrados por la calle Calandria
Los patrulleros persiguieron a los secuestrados por la calle Calandria.

En los últimos meses se conocieron estadísticas oficiales sobre el aumento de los secuestros exprés en la zona sur del conurbano bonaerense. Anoche esa modalidad delictiva se cobró dos víctimas mortales en Lomas de Zamora, uno de los municipios más castigados por la inseguridad.

Un matrimonio de jubilados murió, al igual que uno de los secuestradores, al colisionar el vehículo de los delincuentes contra un árbol tras ser perseguido por varios patrulleros de la policía bonaerense.

El matrimonio de alrededor de 70 años fue capturado por un numeroso grupo de secuestradores mientras circulaba en Temperley, localidad de Lomas de Zamora . Los delincuentes se habrían movilizado en al menos dos vehículos y retuvieron a la pareja con la intención de exigir un rescate.

De acuerdo con las primeras informaciones obtenidas sobre el caso, los secuestradores lograron comunicarse con familiares de las víctimas y pidieron el pago de dinero para dejarlos en libertad. En medio de las negociaciones habituales en esta clase de delito, la pareja cautiva fue movilizada a bordo de uno de los vehículos por la zona sur del conurbano.

Se trata de una de las maniobras clásicas de en este período de secuestros exprés, ya que los grupos que cometen ese delito no tienen logística para retener a un cautivo en alguna vivienda. La opción que eligen los delincuentes es mantener a las víctimas en movimiento.

Minutos antes de las 22, el vehículo en el circulaban al menos tres delincuentes y la pareja secuestrada llamó la atención de un control policial en Lomas de Zamora, que había recibido el aviso sobre un secuestro en desarrollo.

Vecinos habían llamado al 911 para comunicar la emergencia al observar el momento en que la pareja fue secuestrada en la calle González Chávez al 800. La mujer, de 67 años, y su esposo habían estacionado su automóvil frente a la casa de un familiar cuando fueron sorprendidos por los delincuentes.

Fueron forzados a subir a un Peugeot 208 negro, vehículo cuyo patente fue visualizada por los testigos del hecho, que dieron el informe a la policía. Ese vehículo fue detectado por primera vez en el cruce de las calles Zorzal y Lautaro por un móvil del Comando de Patrullas de Lomas de Zamora. En ese momento se inició una fatal persecución.

Tiroteo

A trescientos metros de ese lugar los delincuentes frenaron el vehículo. El conductor bajó y disparó contra los patrulleros que se acercaban, según el relato de los policías que participaron de la acción. No se informó si los agentes respondieron el fuego.

Con el conductor nuevamente a bordo, los delincuentes aceleraron por la calle Calandria. Por entonces eran perseguidos por varios patrulleros. La fuga de los secuestradores terminó en Calandria y San Juan, cuando el vehículo colisionó contra un árbol.

El matrimonio de jubilados murió en el lugar, al igual que uno de los delincuentes. Se presume que se trataría del conductor del rodado. Otros dos secuestradores, mayores de edad, fueron detenidos.

Testigos de lo acontecido en ese lugar relataron en las redes sociales que se escucharon numerosos disparos.

Las víctimas serán sometidas a una autopsia para determinar las causas de la muerte, ya que no se sabe aún si perecieron por el impacto contra el árbol o por balas recibidas durante el presunto tiroteo entre secuestradores y policías.

Fuentes policiales afirmaron anoche a LA NACIÓN que los agentes "no cortaron el pago de un rescate", sino que se persiguió al vehículo por haberse informado a ese rodado como parte de un hecho delictivo en la zona.

Hay pocos antecedentes en los últimos años de secuestros exprés que deriven en la muerte de la persona cautiva. Uno de esos casos se registró el año pasado, cuando el taxista Alberto Sarubbi fue secuestrado en la ciudad de Buenos Aires y asesinado a balazos mientras los captores negociaban el rescate.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas