0

Afternoon Tea: las cinco meriendas más clásicas de Londres

Cuáles son los mejores lugares para comer scones y tomar el té en la capital británica
0
11 de junio de 2017  • 06:57

1) Fortnum & Mason

La casa de tés y galletitas tiene su propio salón para disfrutar de un típico té inglés. El Diamond Jubilee Tea Salon es de los más elegantes de la ciudad: arañas, manteles blancos y amplias ventanas. Para comer, ofrecen un menú fijo con finger sandwiches y los famosos scones con distintas mermeladas. Además, hay un carrito de tortas para elegir la porción preferida. Se destacan por la selección de tés que es el producto estrella de la tienda.

A post shared by Arielle Wilson (@ariewilson) on

2) Claridge's

En el tradicional hotel cerca de Oxford Circus y Bond Street sirven el té hace 150 años. El salón está inspirado en los años 30, con un estilo art deco y platos de porcelana a rayas blancas y color menta. El menú es tradicional, con finger sandwiches, scones y pastelitos pequeños. La especialista en té Henrietta Lovell ayuda a los comensales en la elección de la mejor tetera. Ofrecen un menú tradicional y otro especialmente diseñado para chicos de 5 a 10 años.

A post shared by Claridge's (@claridgeshotel) on

3) The Ritz

Desde 1906, el hotel sirve el té en el patio de palmeras decorado con arañas, plantas de interior y espejos en las paredes. Mientras tanto, tocan en vivo un pianista y un arpista. El menú es clásico con sandwiches, scones, mermelada casera de frutilla y patisserie. Ofrecen 18 tipos de té en hebras y también champagne. Todo el ritual está a cargo del sommelier de té Giandomenico Scanu.

A post shared by withlele (@withlele) on

4) Browns Hotel

El hotel es del grupo Roccoforte y ha ganado el premio al mejor salón de té inglés. El espacio es clásico, con paredes cubiertas por paneles de madera. No faltan los scones, las tortas y los finger sandwiches entre los que se desataca el de salmón, eneldo y alcaparras. Hay 17 opciones de té y un blend propio del hotel. También, sirven el mismo menú acompañado por champagne.

5) Hotel Café Royal

El bar del hotel se llama Oscar Wilde porque ahí es en donde se reunía el escritor con sus amigos y colegas. Abierto desde 1865, antes era conocido como el Grill Room. Ahora, sirven el té en ese mismo salón espejado con sillones color rubí. Acompaña el menú de dulces y té, un pianista en vivo. Las propuestas de pastelería cambian según la temporada con sabores frutales en verano. También, hay más de 20 opciones de té en hebras.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.