Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Palermo, el barrio con más cámaras para labrar fotomultas

Tiene 26 dispositivos de control vehicular; le siguen, pero muy lejos, Belgrano y Parque Avellaneda; cinco barrios tienen una cada uno

Lunes 12 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El semáforo se pone en rojo y tres automovilistas detienen su vehículo justo antes de la senda peatonal que está en el cruce de avenida Córdoba con Armenia. Si hubieran pisado la demarcación horizontal recibirían una multa: su infracción habría quedado registrada en una de las cámaras de fotomultas que hay en Palermo, el barrio con mayor cantidad de dispositivos de ese tipo para control vehicular. "Lástima que las motos siguen pasando en rojo", susurró una mujer mientras miraba con atención antes de cruzar a pie la transitada arteria. Aunque el paso estaba a su favor, tenía miedo de que algún conductor fuera imprudente.

En toda la Capital funcionan 193 cámaras fijas, según datos oficiales disponibles en la plataforma BA Data, que fueron analizados por LN Data. En cambio, el listado de la Secretaría de Transporte porteña contabiliza 203, pero no discrimina por barrio.

Según BA Data, el distrito que cuenta con mayor tecnología para fotomultas es Palermo, con 26 unidades. En algunos puntos se fiscaliza la velocidad máxima; en otros, la violación de la luz roja de los semáforos, la senda peatonal o los carriles exclusivos.

Le siguen, muy lejos, Belgrano, con 14 dispositivos; Parque Avellaneda, con 13, y Recoleta, con 12. Luego, aparecen, con 10 cada uno, Caballito, Constitución y Retiro.

De enero a abril de este año, y mediante estos instrumentos, sólo en Palermo se labraron 91.799 infracciones -representan el 20% de las infracciones electrónicas totales por exceso de velocidad y luz roja/senda-, informaron desde la Secretaría de Transporte porteña a LA NACION.

Se trata de uno de los barrios más extensos y con gran cantidad de afluencia vehicular y peatonal de Buenos Aires. Las vías rápidas clave, como las avenidas Del Libertador, Figueroa Alcorta y Córdoba, contribuyen a un constante flujo de rodados que requiere, a su vez, mayores controles, explicaron las fuentes. En la avenida Rafael Obligado al 4800, por ejemplo, dos cinemómetros fijos fiscalizan que la velocidad de los rodados no supere los 70 kilómetros por hora.

Desde fines de marzo último, se implementaron en la avenida Córdoba los carriles exclusivos para el transporte público, desde 25 de Mayo hasta Medrano. La cámara que se encuentra en la intersección con Jerónimo Salguero, a la altura de Palermo, monitorea el funcionamiento del sistema, y si el rodado no es uno de los beneficiarios o no tiene algún permiso especial el conductor tendrá que abonar una multa de poco más de 1500 pesos. En sólo cuatro minutos, LA NACION contabilizó en ese punto una decena de motos y cuatro vehículos particulares que tomaron esa vía preferencial irregularmente.

El criterio para la ubicación de las cámaras de infracción es decidido, indicaron las fuentes consultadas, según ciertos factores: sugerencias de vecinos, en zona de hospitales o escuelas, en vías rápidas con alto tránsito y en esquinas, calles o vías rápidas que tengan una alta tasa de accidentes, entre otros.

Precisamente, el cinemómetro de Figueroa Alcorta al 4700, también en Palermo, fue instalado en ese punto -conocido como "la curva de la muerte"- para reducir la siniestralidad por exceso de velocidad. Hasta el 25 de abril de este año, el cinemómetro fijo multicarril de avenida Dorrego al 3700 había registrado 18.709 multas por exceso de velocidad (la cuarta cámara entre las que más infractores registran en las calles de la ciudad).

cerrar

Así como Palermo concentra la mayor cantidad de cámaras de fotomultas, los datos oficiales de BA Data indican que en Coghlan, Colegiales, Monserrat, San Nicolás y Villa Urquiza sólo hay un dispositivo por barrio. "Pasaban a toda velocidad por acá", señaló el vecino de Villa Urquiza Raúl, mientras contemplaba la calle Holmberg al 3000. Hace un tiempo que funciona allí un dispositivo de control de velocidad colocado detrás de un cartel vial. El mismo hombre reclamó: "El cartel que indica la máxima de 40 kilómetros por hora está a la misma altura de la cámara, por lo que hay gente que no lo ve, y está todo doblado".

A las cámaras fijas se suman 24 móviles que portan en cascos inteligentes un grupo de agentes de tránsito que se movilizan en moto por distintos puntos de la Capital, entre ellos los barrios de Flores, Caballito, Liniers y las avenidas Rivadavia, Santa Fe y Corrientes.

Según las previsiones de la Secretaría de Transporte, más dispositivos de ambos tipos serán incorporados para el control de tránsito en lo que queda del año, por lo que a fines de 2017 habrá un total de 265 dispositivos distribuidos en toda la ciudad.

Costo de las multas más comunes

Violación de luz roja

Para particulares$ 3120

Para el transporte público (es un agravante)$ 15.600

Violación de límites de velocidad

Circular a más de 140 km/h$ 4160

Superar la máxima entre 20 y 40 km/h$ 2600

Superar la máxima hasta 20 km/h $ 1560

No respetar las mínimas$ 728

Estacionamiento

En lugar reservado o de emergencia$ 1040

Estacionamiento o invasión sobre senda o cruce peatonal$ 728

Sin pagar el parquímetro o con la ficha vencida$ 1040

Equipamiento de control

Durante 2016, se incorporaron en la ciudad 75 cámaras de control de velocidad, 24 con sistema de reconocimiento electrónico de patentes (LPR) en el microcentro y 10 instaladas en cascos inteligentes, según la Secretaría de Transporte porteña. Y en lo que va de este año se sumaron otros 10 cascos inteligentes y nueve dispositivos de control de invasión de carriles exclusivos en la avenida Córdoba.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas