Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aún no se había alertado del secuestro cuando se dio la persecución

Los patrulleros no sabían que en el Peugeot había personas cautivas

Lunes 12 de junio de 2017
0

Ayer, los médicos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación establecieron que Josefa Eva Carrozzieri, de 67 años, y Braulio Obdulio Herrera, de 70, murieron por traumatismos de cráneo y lesiones, al igual que Enrique Oscar Christener, de 36, el delincuente que conducía el Peugeot 208 negro que escapaba de varios patrulleros en una persecución cuando se produjo el choque letal, anteanoche, en Temperley. Ninguno de los cuerpos tenía impactos de bala, según surgió del resultado de las autopsias.

Fuentes policiales dijeron que el secuestrador muerto fue reconocido por su pareja; otra mujer se presentó en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora e identificó a uno de los dos delincuentes detenidos tras el choque como Matías Ezequiel Maidana, de 29 años. Según se informó, tanto el muerto como este asaltante tenían antecedentes por delitos contra la propiedad.

En cuanto al hecho en sí, se precisó que había comenzado aproximadamente a las 19.40, cuando tres delincuentes que iban en el Peugeot 208 que tenía una denuncia de robo de días previos- cometieron una entradera en Lomas de Zamora. Al término del asalto, las víctimas hicieron la denuncia. Se irradió, en consecuencia, una alerta radial para dar con ese vehículo.

Poco después de que se comenzó a atender esa denuncia, Carrozzieri y Herrera fueron sorprendidos en la puerta de la casa de un familiar, a donde iban a un festejo de cumpleaños. A Herrera lo subieron al asiento del acompañante del Peugeot; Josefa quedó entre dos delincuentes, atrás.

Los captores se comunicaron con uno de los hijos de la pareja y le exigieron rescate; mientras él acordaba el pago de una suma de unos $ 20.000, otro de los hijos informó de la situación a un móvil policial que se cruzó en la calle.

Al mismo tiempo, y sin saber que había un secuestro extorsivo en curso, un patrullero que recorría la zona en prevención vio el Peugeot 208; se lanzó detrás de éste mientras pedía apoyo. Se sumó otro móvil, según informaron fuentes de la investigación. En esa persecución se produjo el choque mortal, luego de un breve enfrentamiento en el que los delincuentes dispararon las pistolas que les fueron secuestradas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas