Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vecinos del matrimonio secuestrado en Lomas de Zamora marcharon para exigir justicia

Cientos de personas se movilizaron tras el secuestro fallido que terminó en la muerte de una pareja de ancianos

Domingo 11 de junio de 2017 • 22:35
Los patrulleros persiguieron a los secuestradores por la calle Calandria
Los patrulleros persiguieron a los secuestradores por la calle Calandria. Foto: Archivo

Cientos de vecinos de la pareja secuestrada ayer, que murió al chocar el vehículo en el que se encontraba como rehén, marcharon esta noche por las calles de la localidad bonaerense de Temperley hasta la comisaría local, para exigir justicia por el caso y mayores medidas de seguridad.

De la manifestación no participaba la familia de Josefa Eva Carrozzieri y Braulio Herrera, aún consternada por lo ocurrido. Por su parte, los vecinos, muchos de ellos amigos durante década del matrimonio, decidieron concentrarse en Anatole France al 200 de Temperley, donde vivía la pareja, y marchar unas diez cuadras hasta la Comisaría 8a., en General Iriarte 1409 del barrio Villa Galicia, en el partido de Lomas de Zamora.

Bajo la consigna "ni una muerte más", cientos de manifestantes llegaron a la comisaría y reclamaron ser recibidos por el comisario. Allí se vivieron momentos tensos cuando un grupo de personas ingresó a la comisaría y a viva voz exigió ver a las autoridades.

Carrozzieri y Herrera, de 67 y 70 años, respectivamente, fueron secuestrados ayer cuando iban en su vehículo al cumpleaños de un familiar, en la misma zona.

Mientras eran mantenidos como rehenes en un automóvil Peugeot 208 se inició una persecución con la policía, que finalizó cuando ese vehículo chocó contra un árbol.

En el lugar, murieron las víctimas y el secuestrador que iba al volante, mientras otros dos delincuentes resultaron heridos y fueron detenidos.

Batiendo palmas y llevando carteles con consignas en reclamo de seguridad, los vecinos caminaron desde las 20 rumbo a la comisaría local, para llamar la atención sobre la situación que atraviesa la zona, donde son constantes los asaltos.

Muchos expresaron su dolor por lo ocurrido con el matrimonio de Herrera y Carrozzieri, a quienes conocían, en algunos casos de toda la vida, y destacaron la calidad humana de las víctimas.

También hubo quejas contra la Policía Bonaerense, que aparentemente muchas veces demora la asistencia a los vecinos cuando se denuncian delitos.

Con información de la agencia DyN

Te puede interesar