Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Kremlin responde con represión a las mayores protestas en años en Rusia

Miles de personas marcharon ayer en más de 100 ciudades para reclamar contra Putin; hubo 1500 de detenidos, entre ellos el líder opositor Navalni, que convocó las marchas

Miles de personas marcharon en más de 100 ciudades de Rusia . Foto: AFP
Las protestas son contra el gobierno de Putin. Foto: Reuters
Hubo 1500 de detenidos, entre ellos el líder opositor Navalni, que convocó las marchas. Foto: Reuters
Decenas de miles de personas marcharon ayer en manifestaciones contra la corrupción en toda Rusia. Foto: AFP
En una nueva muestra de desafío por parte de la oposición al Kremlin, que se movilizó para impedir o prohibir las protestas. Foto: Reuters
Las protestas fueron las más amplias en Rusia desde que Vladimir Putin volvió a asumir la presidencia, en 2012. Foto: AFP
El gobierno, que a su vez vio con preocupación la gran cantidad de jóvenes que formaron parte de las protestas. Foto: AFP
En muchas se escucharon denuncias contra Putin y contra Dimitri Medvedev, acusado de una oscura trama financiera. Foto: AFP
Las protestas coincidieron con el Día de Rusia, un día feriado en el que el país conmemora su independencia, en 1990, antes de la caída de la Unión Soviética. Foto: Reuters
Los manifestantes gritaban consignas como "Fuera el zar", "Putin ladrón", "Rusia será libre", "Somos el poder" y "Medvedev dimisión". Foto: Reuters
Más de 700 personas fueron arrestadas en la capital. Foto: Reuters
 En San Petersburgo alrededor de 500 fueron forzadas a subir a micros de la policía por haber participado en la protesta no autorizada que reunió a 10.000 personas. Foto: Reuters
Algunos activistas denunciaron en las redes sociales violencia y maltratos a los detenidos en comisarías. Foto: Reuters
Además, los medios de comunicación rusos informaron que unas 5000 personas se habían presentado en la ciudad siberiana de Novosibirsk, la mayor multitud desde las manifestaciones en 1991, cuando se reclamaba la disolución de la Unión Soviética. Foto: AFP
Aparentemente, el llamado a manifestarse atrajo más a los jóvenes, que nacieron durante los 17 años de Putin en el poder. Foto: Reuters
Hubo multitudes similares el 26 de marzo pasado, que pusieron nerviosos a los funcionarios que habían dicho previamente que las nuevas generaciones eran mayormente apolíticas. Foto: AP
Escuelas y universidades advirtieron a sus alumnos que no asistieran a la manifestación de ayer. Foto: AP
Alumnos que asistieron a las protestas del mes de marzo fueron reprendidos por sus directores. Foto: AP
El político opositor Navalni, que espera presentarse contra Putin en las elecciones presidenciales de marzo próximo, fue detenido a la salida de su domicilio moscovita cuando se dirigía a esta manifestación . Foto: AP
Martes 13 de junio de 2017
0

MOSCÚ.- Decenas de miles de personas marcharon ayer en manifestaciones contra la corrupción en toda Rusia , en una nueva muestra de desafío por parte de la oposición al Kremlin, que se movilizó para impedir o prohibir las protestas. Cerca de 1500 personas fueron arrestadas, entre ellas el líder de la oposición y organizador de las protestas, Alexei Navalni, que fue condenado a 30 días de prisión.

Las protestas fueron las más amplias en Rusia desde que Vladimir Putin volvió a asumir la presidencia, en 2012. Se extendieron por más de 100 ciudades, lo que subrayó el malestar con el gobierno, que a su vez vio con preocupación la gran cantidad de jóvenes que formaron parte de las protestas. En muchas se escucharon denuncias contra Putin y contra Dimitri Medvedev, que fue acusado por Navalni de ser el beneficiario de una opaca trama financiera basada en fondos benéficos.

Las protestas coincidieron con el Día de Rusia -un día feriado en el que el país conmemora su independencia, en 1990, antes de la caída de la Unión Soviética-, que este año iba a contar con actores vestidos con trajes medievales. En cierto momento, la manifestación en Moscú tuvo una escena nunca antes vista: unos 5000 manifestantes reunidos al lado de un recinto de gansos, una catapulta medieval y hombres con barba vestidos con túnicas caseras y cargando escudos de madera.

En tanto, en el Kremlin, en un solemne ambiente, Putin entregaba los premios nacionales a ciudadanos rusos distinguidos en la ciencia y la cultura, repartía sus primeros pasaportes a un grupo de adolescentes y hacía de anfitrión a la elite invitada a la gran recepción anual.

Los manifestantes gritaban consignas como "Fuera el zar", "Putin ladrón", "Rusia será libre", "Somos el poder" y "Medvedev dimisión". Más de 700 personas fueron arrestadas en la capital, mientras que en San Petersburgo alrededor de 500 fueron forzadas a subir a micros de la policía por haber participado en la protesta no autorizada que reunió a 10.000 personas. Algunos activistas denunciaron en las redes sociales violencia y maltratos a los detenidos en comisarías.

Además, los medios de comunicación rusos informaron que unas 5000 personas se habían presentado en la ciudad siberiana de Novosibirsk, la mayor multitud desde las manifestaciones en 1991, cuando se reclamaba la disolución de la Unión Soviética. Los organizadores de las protestas estimaron 4000 participantes en la ciudad sudoccidental de Siberia, Omsk, y 2000 en Irkutsk, en el este de Siberia, aunque las estimaciones de la policía en esas ciudades eran menos de la mitad.

Protagonismo joven

Aparentemente, el llamado a manifestarse atrajo más a los jóvenes, que nacieron durante los 17 años de Putin en el poder. Hubo multitudes similares el 26 de marzo pasado, que pusieron nerviosos a los funcionarios que habían dicho previamente que las nuevas generaciones eran mayormente apolíticas.

Escuelas y universidades advirtieron a sus alumnos que no asistieran a la manifestación de ayer. Algunas los reprendieron por haber asistido a la marcha de marzo.

Ivan Sukhoruchenkov, de 19 años, asistió a la manifestación, sin importar la advertencia, junto con cuatro compañeros para protestar en lo que él describió como un "estancamiento del sistema político".

A su vez, el político opositor Navalni, que espera presentarse contra Putin en las elecciones presidenciales de marzo próximo, fue detenido a la salida de su domicilio moscovita cuando se dirigía a esta manifestación no autorizada en la avenida Tverskaya, amplia vía que conduce al Kremlin. El abogado de 41 años se volvió una figura destacada de la oposición al denunciar casos de corrupción de la elite política. Por ahora podría pasar hasta 30 días en prisión por no seguir las órdenes de la policía y violar el orden público.

Por su parte, el gobierno norteamericano condenó el arresto de cientos de manifestantes anticorrupción, en un inusual criticismo por parte de la administración del presidente Donald Trump de la violación de derechos humanos por parte del Kremlin.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, llamó al gobierno de Rusia a "liberar inmediatamente a todos los manifestantes pacíficos" detenidos en marchas realizadas en el país. "El pueblo ruso merece un gobierno que apoye las ideas de libre mercado, un gobierno transparente y responsable, tratamiento igualitario ante la ley y la capacidad de ejercer sus derechos sin temor a represalias", dijo Spicer.

Agencias AP, AFP y ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas