Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un paraíso para los fanáticos del sushi casero

Quienes preparan ese plato típico eligen también el Barrio Chino por la calidad de los productos

Entre los clientes más asiduos de las pescaderías del Barrio Chino de Belgrano se cuentan quienes preparan sushi en su casa. Además del pescado y los mariscos, aprovechan para llevarse también el arroz doble carolina, las algas nori, salsa de soja, palitos y wasabi, productos que en los supermercado. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Entre los clientes más asiduos de las pescaderías del Barrio Chino de Belgrano se cuentan quienes preparan sushi en su casa. Además del pescado y los mariscos, aprovechan para llevarse también el arroz doble carolina, las algas nori, salsa de soja, palitos y wasabi, productos que en los supermercado. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Entre los clientes más asiduos de las pescaderías del Barrio Chino de Belgrano se cuentan quienes preparan sushi en su casa. Además del pescado y los mariscos, aprovechan para llevarse también el arroz doble carolina, las algas nori, salsa de soja, palitos y wasabi, productos que en los supermercado. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Entre los clientes más asiduos de las pescaderías del Barrio Chino de Belgrano se cuentan quienes preparan sushi en su casa. Además del pescado y los mariscos, aprovechan para llevarse también el arroz doble carolina, las algas nori, salsa de soja, palitos y wasabi, productos que en los supermercado. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Entre los clientes más asiduos de las pescaderías del Barrio Chino de Belgrano se cuentan quienes preparan sushi en su casa. Además del pescado y los mariscos, aprovechan para llevarse también el arroz doble carolina, las algas nori, salsa de soja, palitos y wasabi, productos que en los supermercado. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Entre los clientes más asiduos de las pescaderías del Barrio Chino de Belgrano se cuentan quienes preparan sushi en su casa. Además del pescado y los mariscos, aprovechan para llevarse también el arroz doble carolina, las algas nori, salsa de soja, palitos y wasabi, productos que en los supermercado. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Martes 13 de junio de 2017
0

Entre los clientes más asiduos de las pescaderías del Barrio Chino de Belgrano se cuentan quienes preparan sushi en su casa. Además del pescado y los mariscos, aprovechan para llevarse también el arroz doble carolina, las algas nori, salsa de soja, palitos y wasabi, productos que en los supermercados de este rincón porteño tienen un amplio surtido.

"Soy fanática del sushi. Empecé a comerlo en restaurantes japoneses y después me animé a probar de hacerlo en casa. Aunque tengo ganas de hacer un curso para aprender más", contó a LA NACION mientras compraba Cecilia Bonabelli, médica, de 42 años. Había llegado desde Palermo en busca de salmón porque en el Barrio Chino es "más fresco" y encuentra mejores precios.

Marcello Eleposo da clases de comida japonesa en Buri Sushi Fusión, en Colegiales, y también viaja al Barrio Chino a comprar pescados y mariscos. "Casi toda la gente prepara el sushi con salmón rosado. Pero nosotros tratamos de alentar el consumo de otros pescados: besugo, lisa, pejerrey. El pez limón es lo mejor que hay en la costa argentina", explicó. Además, consideró que en la Argentina los restaurantes de sushi no tienen demasiadas variantes de pescados blancos -con poca grasa-, por lo que la gente al final siempre pide lo mismo. "Quien lo prepara en su casa, en cambio, puede experimentar mucho más", dijo.

Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Además, aprender a prepararlo es una forma de reducir el alto costo. "Para el que le gusta comerlo todas las semanas, es caro -advirtió Eleposo-. Preparado en casa y como para cuatro personas, considerando unas 20 piezas para cada una, puede costar unos $ 200 por cabeza."

Reiko, de 33 años, es japonesa pero está afincada en Buenos Aires desde hace un año. Vecina de Recoleta, concurre hasta las pescaderías del Barrio Chino porque allí la mercadería es "más fresca y económica". Sin embargo, se lamentó de que en Buenos Aires le resulta difícil conseguir pescados blancos para hacer sushi. Aunque con cortesía japonesa, también se quejó de que en esta ciudad es raro encontrar a quien sepa cortar el pescado correctamente para preparar el plato. "Por eso prefiero comprarlo entero y cortarlo yo misma en casa", aclaró. Las algas las trajo de Japón.

Aunque mucha gente toma recetas de sushi de la televisión o de Internet, son varias las escuelas de gastronomía que en los últimos años abrieron cursos especializados, como el Instituto Lycée de Gastronomía Profesional y el Colegio de Gastronomía Gato Dumas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas