Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar

El lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano

Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Demolieron el parador CR, símbolo del poder de los 90 en Pinamar, el lugar era punto de encuentro de políticos, empresarios y artistas cada verano. Foto: LA NACION / Mauro V. Rizzi
Martes 13 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION

PINAMAR.- Alianzas partidarias. Candidaturas. Armado de listas. Acercamientos políticos. Y de los del corazón también, que con la farándula compartiendo el mismo espacio y siempre en pleno verano, eran llamados a ser tapa de diarios y revistas. Al rayo del sol, a orillas del mar o a la sombra de las carpas, pero siempre en CR, funcionarios, legisladores, dirigentes, empresarios, gremialistas y artistas tuvieron durante cada enero su punto de encuentro en este emblemático parador de playa que ayer se convirtió en toneladas de escombros.

El plan de reconversión del frente de costa de este distrito se llevó esta edificación de tres cuerpos, que en los próximos meses, y antes del inicio de la próxima temporada, será reemplazada por otra con tantos o más servicios de los que se ofrecían, pero ahora repartidos en una infraestructura de mucha menor superficie y realizada con materiales ecológicos. Todo con el objetivo de ganar más playa pública.

En total son 46 las unidades de playa alcanzadas por este plan. Más de la mitad ya atravesó o transita esta instancia de renovación. Los restantes, siempre con inversiones a cargo de concesionarios privados, se completarán antes de diciembre o durante el año entrante, tras la pausa obligada que demanda la temporada estival.

Desde los entonces gobernador bonaerense Eduardo Duhalde y senador Eduardo Menem hasta -más cerca en el tiempo- el diputado Sergio Massa y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Desde aquel máximo esplendor en los 90 hasta la vigencia en el inicio del nuevo milenio, CR fue epicentro de la política en bermudas.

El cambio de imagen de las playas de Pinamar hasta Cariló era un viejo proyecto que el año pasado comenzó a concretar el joven intendente local, Martín Yeza, que recién había nacido cuando ya gobernadores, ministros, diputados y empresarios definían en CR buena parte del temario político y económico de cada año.

El diseño previsto para el nuevo CR cubre 350 metros cuadrados, apenas la quinta parte del edificio de hormigón y ladrillos que abrigaba restaurante, sanitarios, piscina y otros espacios recreativos. "Así estamos preservando y recuperando la playa pública, que es uno de nuestros principales recursos turísticos", destacó el jefe comunal.

El acuerdo con estos concesionarios llegó tras una instancia judicial. Otro minoritario grupo de permisionarios aún resiste el cambio desde los tribunales. Todo indica que más tarde o más temprano se alcanzará el consenso para responder a lo establecido por el Plan de Regulación del Frente Marítimo.

Ya el año pasado, mientras se desarrollaba la primera etapa de renovación, se demolió el parador Cocodrilo, de más de 3000 m2 de hormigón. Ahora, tras las reformas, se redujo a sólo 350 m2, máximo permitido para infraestructura de servicios.

Bajo el concepto de paradores sustentables que domina la iniciativa, para CR se prevé una infraestructura con fuerte presencia de madera para dar forma a vestuarios, sauna y salón de relax, complementados con gazebos externos removibles. La idea de la arquitecta Laura Bernaola, a cargo de esta obra, es generar una terraza curva de cara al mar que permitirá "amplias y variadas visuales".

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.