Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un torneo apto para las sorpresas y las derrotas estruendosas

Atlanta superó 3-0 a San Martín (SJ); un nuevo impacto en los 32avos de final

Martes 13 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Atlanta festejó ante San Martín de San Juan
Atlanta festejó ante San Martín de San Juan.

Desde su relanzamiento, en la temporada 2011/12, la Copa Argentina es el teatro de los sueños para los equipos que no forman parte de la elite del fútbol nacional. Es el único campeonato en el que un club poderoso puede quedar emparejado con uno de los torneos de ascenso, esos que llegan a la cita después de sortear varias etapas eliminatorias. Porque el certamen más federal que se desarrolla bajo la órbita de la Asociación del Fútbol Argentino empieza varios meses antes de que la televisión inicie sus maratónicas transmisiones, como las que se dieron este último fin de semana. Los 32avos de final es el momento en que los 30 equipos que actualmente militan en Primera saltan a la cancha, aunque los que logran clasificarse para esa instancia y juegan en los torneos Federales, ya sea A o B, encendieron la ilusión varios meses antes. Ayer, en el estadio de Arsenal, Atlanta superó 3-0 a San Martín, de San Juan, y reflejó que el premio económico por superar la llave no iguala la gloria deportiva. El cheque de 560 mil pesos sin dudas oxigena las debilitadas tesorerías de muchas instituciones, aunque el premio se reduce ante el impacto mediático que conlleva la conquista.

Los triunfos con tintes épicos tienen a sus héroes. Diego Nakache lo fue en la victoria de Atlanta. El juvenil, de 21 años, convirtió dos goles en 15 minutos, entre los 10 y los 25 de la primera etapa. Primero, después de capitalizar un blooper que protagonizaron Javier Capelli y Sergio Sagarzazu, quienes se chocaron en el área y le dejaron el balón para que sometiera al arquero Leonardo Corti; luego, con una definición ajustada, al colocar la pelota junto al palo izquierdo. Una carta de presentación que será enmarcada en Villa Crespo.

Nakache es un producto de las divisiones inferiores, a las que sesumó hace siete años. Fue campeón en Infantiles en las temporadas 2008 y 2009, mientras que en 2014 dio la vuelta olímpica con la 5ta división. Fue Carlos Mayor el técnico que lo llevó para que se entrene con el plantel profesional, mientras que Sebastián Cassano lo hizo firmar en dos oportunidades la planilla en el torneo Transición 2014 de la primera B. Con Fernando Ruiz, en la presente temporada, tuvo mayor presencia, aunque fue Guillermo Duró, que tomó las riendas a fines de abril pasado y que marcha invicto en el Bohemio, quien le dio rodaje. La respuesta de Nakache, que no tiene contrato, no pudo ser mejor. Y cuando el juvenil le dejó su lugar a Luis Monge, apareció Diego Dorragaray para liquidar la serie con una corrida desde la mitad de la cancha. El atacante es el segundo artillero del plantel, detrás de Leonardo Ramos. En el anecdotario quedarán los remates de Emanuel Dening y Ezequiel Montagna que devolvieron los postes, cuando San Martín (SJ) atacaba enceguecido.

Para Atlanta, la Copa Argentina es un torneo que le trae recuerdos. En 1969 se jugó por primera vez y fue subcampeón de Boca. Los partidos se disputaron en el Viejo Gasómetro. En la ida se impusieron 3-1 los xeneizes, mientras que en el desquite los Bohemios vencieron 1-0, con tanto de Eduardo Collado. En el certamen que se jugó entre 2014 y 2015 fue eliminado por Racing, en definición por penales, en los 8vos de final.

Al estruendo que provocó la victoria de Atlanta le antecedió el rutilante triunfo 3-2 de Sport Club Pacífico de General Alvear (Mendoza) sobre Estudiantes; el éxito 1-0 de Defensores de Villa Ramallo frente a Gimnasia y Esgrima La Plata, en partidos que se jugaron anteayer y el viernes pasado, en la cancha de Banfield. El estadio Florencio Sola también fue el escenario del éxito 2-0 de Morón sobre Patronato, a comienzo de mes. En definición por penales, otros tres equipos del ascenso se impusieron, en esta instancia, en esta temporada, a rivales de Primera: Deportivo Riestra (Primera B) batió a Tigre; Sacachispas -recientemente ascendido a la B- venció a Arsenal y Gimnasia y Esgrima, de Mendoza (Federal A), a Quilmes. En 23 partidos, sólo tres equipos de Primera golearon a sus rivales: Lanús, 5-1 a Sportivo Barracas; Newell's, 4-1 a Central Norte (Salta) y Defensa y Justicia, 3-0 a Sol de Mayo (Río Negro); el resto apenas por diferencia de un tanto -ayer Aldosivi batió 2-1 a Central Córdoba (Santiago del Estero)- o en de definición por penales, como Independiente ante Camioneros.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas