Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gils Carbó: "No voy a renunciar ni planeo jubilarme"

La procuradora, a quien Macri quiere desplazar, advierte sobre "una excesiva concentración de poder" por parte del Gobierno; recibe pasado mañana al fiscal general de Brasil por el caso Odebrecht

Martes 13 de junio de 2017 • 10:15
SEGUIR
LA NACION
Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

La procuradora Alejandra Gils Carbó asegura que no tiene ningún plan de dejar su cargo. "No voy a renunciar ni planeo jubilarme", dijo a LA NACION la jefa de los fiscales.

Desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, tiene como objetivo desplazarla del cargo. La acusa de ser una fiscal militante, de obstaculizar las investigaciones por corrupción y de responder al kirchnerismo. "Una excesiva concentración de poder no es buena para la República. A nadie debería gustarle una excesiva concentración de poder", dijo Gils Carbó sobre las intenciones del jefe del Estado.

Gils Carbó dijo a LA NACION que ahora está trabajando para destrabar el acceso de los fiscales argentinos a la documentación del caso Odebrecht que tiene la justicia de Brasil. Pasado mañana, la procuradora se reunirá con el fiscal general de ese país, Rodrigo Janot, con quien ya estuvo en Brasilia en febrero. "Mi objetivo es ver cómo puede él generar un ámbito para favorecer la cooperación", afirmó. Janot estará en Buenos Aires para participar de la XXI Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur.

"Voy a tratar de destrabar el bloqueo de la información y avanzar en la formación del equipo binacional de fiscales argentinos y brasileños. El objetivo es que la justicia argentina pueda acceder a información a pesar de los convenios [de inmunidad]", reconoció Gils Carbó.

El macrismo la acusa, en cambio, de ser un obstáculo para el avance de este caso. LA NACION informó este fin de semana que el Gobierno espera un triunfo en las elecciones legislativas para volver a empujar el juicio político contra Gils Carbó, reflotar la idea de una reforma a la ley de Ministerio Público Fiscal (que elimine el requisito del juicio político para removerla) o echarla directamente por decreto. Mientras tanto, el ministro de Justicia, Germán Garavano, le sigue pidiendo públicamente que renuncie y los macristas más optimistas sacan cuentas especulando con una posible fecha de jubilación.

Foto: Archivo / Hernán Zenteno

Gils Carbó tiene causas abiertas en los tribunales de Comodoro Py y en el Congreso, donde hoy Cambiemos no tiene los votos para un jury. Allí la investiga la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público. "Yo pedí ir a la bicameral a responder todas las preguntas que tuvieran y suspendieron la audiencia a pedido de legisladores de Cambiemos. No volvieron a citarme", respondió.

En cuanto al caso Odebrecht, dice que nunca accedió a documentos y que, por ley, no podría. "Yo nunca recibí ni voy a recibir una caja con datos. Los documentos llegarán a los jueces y fiscales directamente o a través de la Cancillería", afirmó. Precisó que eso es así en todos los casos porque es lo que disponen las normas: "Por ley yo no puedo intervenir en ninguna causa ni tampoco puedo cerrar yo un acuerdo con la empresa. Lo único que puedo hacer es poner a disposición todos los mecanismos institucionales para lograr la colaboración del ministerio público brasileño".

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.