Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los pros y los contras de seguir editando discos

Miércoles 14 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Cuando Roger Waters sacó su tercer álbum de estudio, Amused to Death, no existían las plataformas en streaming, los CD y los casetes eran los formatos estándar y los vinilos pasaban al cuartito del fondo, entre las revistas viejas y la ropa para regalar. Tanto en aquel 1992 como en este 2017, el ex Pink Floyd y buena parte de la comunidad musical siguen pensando sus obras como un conjunto de canciones, como discos que, más allá de los formatos imperantes, tienen un sentido robusto si se los escucha íntegramente y en el orden establecido por el artista.

Waters consagró estos 25 años a luchar contra todo tipo de muros. Se concentró en su obra cumbre, The Wall, y se consagró a ella. Aún está fresco el recuerdo récord de las 400.000 entradas y nueve funciones que ofreció en River, en 2012. Y tal vez nunca pueda alejarse definitivamente de ella. Su cuarto disco (los dos primeros son de los 80: The Pros and Cons of Hitch Hiking y Radio K.A.O.S.) esperó paciente a que su autor cerrara el círculo alrededor de su obra -y obsesión- maestra. Y mientras eso sucedía el mundo erigió -y sostiene- nuevos muros. Contra ellos dirige su artillería Is This the Life We Really Want? Si decidimos escucharlo en Spotify o en ese nuevo grito de la moda vintage que es el vinilo (en su época le decíamos disco, a secas), ya no es problema del bajista. Él sí se encargó de que estuviera disponible en todos los formatos y plataformas por los que hoy transita la música. Sus videos están en YouTube; sus declaraciones, en las redes sociales. Sus canciones, sus letras, portan una masa potente que nunca cesa de derribar paredes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas